Crónica «Después D» – Viernes 11 de Febrero 2011

La apuesta por más y mejor turismo

Por Jorge Díaz Guzmán

La responsabilidad de una comunidad, que forma parte de una ciudad turística se adquiere con ciertas inducciones de quienes más participación tienen en la industria, es decir, la institucionalidad -Sernatur y los municipios- y naturalmente los prestadores de servicios turísticos:  los empresarios.

En nuestra región, el desarrollo de la industria turística, es más bien espontánea, donde no existen estudios de parte de los empresarios respecto de la demanda, calidad de la oferta, gasto, inversión, etc., y por lo tanto cada prestador se prepara más bien por sensaciones o señales propias de su negocio y del contexto. Lo propio ocurre con los municipios que se enfrentan a la actividad como una apuesta. Es frecuente escuchar esa frase: “Aysén debe apostar al turismo sustentable”,  y todos sabemos que en una apuesta, se puede ganar o perder.

Sin embargo pareciera, que esta actividad puede ser un sector económico relevante en una región como la nuestra. Pero para ello, se requiere -dicen- algunos actores del rubro, más cohesión de la industria, planificación de parte de la institucionalidad, y eso, aún no se consigue.

Pareciera entonces que la característica de nuestra  región es la falta de cohesión social (en este y otros temas) y si todos estamos convencidos de eso, entonces debemos empezar por generar las condiciones para avanzar en modificar esa característica negativa o asumirla como variable para enfrentar nuestro desarrollo.

Según la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas, el turismo comprende las actividades que lo hacen las personas –turistas- durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno habitual, por un período consecutivo inferior a un año y mayor a un día, con fines de ocio, por negocios o por otros motivos. En definitiva, a todos los visitantes debiéramos tratarlos como “turistas”, que al margen de hacer sus actividades, de negocio, trabajo, academia, etc., “consumen el lugar”, miran, observan, demandan servicios y quieren conocer parte de la cultura local.

Hoy la industria turística en el mundo representa cerca de un 1 % del PIB mundial. En Chile el peso de esta industria llega al 3,1% de nuestro  producto interno bruto, es decir menos de la mitad del promedio mundial, y en Aysén no está desagregado este indicador, pero no debiera ser muy distinto, eso significa que tiene un espacio para crecer, pero lo más importante es que tiene un patrimonio, un activo que la puede convertir en su principal industria y, por ende, ser un aporte importante al desarrollo de la Patagonia Aysén…  lo que falta es creerse el cuento y trabajar por la cohesión de sus actores.

www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *