Crónica Después D – Lunes 31 de Enero 2011

El remedio de privatizar

Por Claudio Díaz P.

Hace algunos días, desde el Gobierno se propuso reestructurar profundamente el funcionamiento de la Cenabast, la Central de Abastecimiento, entidad encargada de las compras de remedios e insumos médicos para la red de consultorios y hospitales públicos de todo el país.

La iniciativa busca hacer más eficiente este organismo que viene hace bastante tiempo mostrando deficiencias administrativas.

Por ejemplo, los problemas de Cenabast incluyen el escándalo en 2009 en que la Contraloría General de la República detectó graves deficiencias en cómo se recibían, almacenaban y entregaban los medicamentos, con bodegas en mal estado y precario manejo sanitario que reveló jeringas con hongos, pérdida de la cadena de frío y hasta fecas de ratón sobre cajas de remedios.

El año pasado una nueva auditoría de la Contraloría General dio el golpe de gracia.  Cenabast mostró un severo desorden administrativo y financiero, estimándose pérdidas por unos 1.500 millones de pesos, sólo por medicamentos vencidos y productos mal registrados.

Súmele a ello que, hospitales y municipios, que son los clientes de la Central de Abastecimiento adeudan a la entidad más de 85 mil millones de pesos, y por tanto Cenabast debe una cifra similar a sus proveedores.  Conclusión: algo se debe hacer…

Pero lo que ocurre hoy, es que la idea del Ministerio de Salud de entregar a privados el almacenamiento y distribución de los medicamentos que demandan consultorios y hospitales públicos, es visto por algunos diputados no sólo como una forma de ordenar y resolver los problemas de Cenabast, sino también como la oportunidad de privatizar Cenabast, lo que comprometería el costo de los medicamentos y el acceso a ellos en la red pública.

Ya sectores de oposición han advertido que de finalizar el rol que cumple hoy Cenabast, como intermediaria entre laboratorios y la red pública de salud, nos haría perder la mejor oportunidad de que los medicamentos, un bien esencial para las personas, llegue en forma gratuita a la población, incluso parlamentarios adelantan que con esto se suprimirá toda posibilidad de mantener la cobertura de remedios en el plan Auge; y especialmente a los adultos mayores, quienes son los principales demandantes de remedios en Chile.

Y es que en adelante cada laboratorio se entendería directamente con cada consultorio y con cada hospital, en una lógica de mercado… por eso, pese a que el ministro de salud salió a “poner paños fríos” al debate, señalando que Cenabast no se privatizará ni eliminará, desde la Cámara de Diputados se anunció –por si acaso- una sesión especial en el Congreso -con ministro de salud incluido- para analizar el tema y la “letra chica” en marzo próximo…

No vaya a ser que el remedio sea peor que la enfermedad…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *