El Grito de Magallanes – Opinión

«Ya no es la intendenta quien mantiene el orden público, el gobierno intervino la región»

Por Jorge Díaz Guzmán

Es consenso en los actores políticos y sociales del país que la medida de reajustar el precio del gas en Punta Arenas fue un error, una torpeza, una medida arbitraria y que además no consideró la variable política, ni social, y menos geopolítica.
Sin duda, que la impericia política del ministro de Energía y Minería, metió en un lío mayúsculo al Presidente de la República y a la Alianza por Chile. El cuadro no estaba previsto en la agenda, como casi todo lo importante que ocurrió el año recién pasado. Son los acontecimientos negativos generados desde el equipo gubernamental, los que llenan la agenda del equipo de la Moneda, la oposición una vez más llega de espectadora, sin tener mucho que hacer para incomodar al gobierno.

Pero más allá del diagnóstico, del por qué surge el problema en Magallanes. Está el hecho cierto, que una región cohesionada, fuerte, con arraigo territorial e identidad levanta la voz y el gobierno siente su grito. Lo escucha fuerte y claro, con más volumen  que el alcanzado por los mapuches en su huelga de hambre, más sonoro que el de los paros de la ANEF y con daños políticos aún no cuantificables. Todavía La Moneda no tiene tiempo para hacer una cuantificación de daños… está con el llamado de zafarrancho…, tanto es así, que por primera vez es el subsecretario del Interior quien toma el mando de la región. Ya no es la intendenta quien asume las medidas para mantener el orden público. Es decir, el gobierno «intervino la región», su gobernabilidad está en Palacio y cuando eso ocurre, es porque la situación es delicada.

El ministro del Interior sabe que la intendenta no dará instrucciones para reprimir a los magallánicos, porque lo que aún no se ha dicho, es que la señora intendenta Kusanovic renunció hace unos días y fue convencida en Santiago para que no lo oficializara. Ella es una destacada empresaria  turística que fue premiada por el gobierno de la Presidenta Bachelet por su capacidad empresarial y aporte al desarrollo turístico de Magallanes, ella no está dispuesta a pagar un costo político, por una decisión, que considera una torpeza y con la cual tampoco está de acuerdo, por eso la presencia de Ubilla en Magallanes.

Lo cierto es que el ejemplo de cohesión social y ciudadano de Magallanes tiene al gobierno en una encrucijada que no sabemos cómo resolverá, los caminos son pocos: desistir de la medida de alza al gas; generar una mesa de diálogo para abordar el tema de fondo, o mantener el alza hasta doblar la mano a los magallánicos.

Todas alternativas que están en la mesa de Hinzpeter, esperando  una demostración de fuerzas que no ha sido capaz de cuantificar.

4 comentarios en “El Grito de Magallanes – Opinión

  • el 12 enero, 2011 a las 19:30
    Permalink

    Hola.

    Por favor si la gente de Aysen está en desacuerdo con la construcción de la Hidroeléctrica apoyen a los Magallánicos que estamos movilizados ante las injustas alzas del gas que quiere imponer el Gobierno. Si Uds. están en contra de Hidroaysén es el momento de unir la Patagonia apoyándonos mutuamente en las materias que nos quieran imponer. Sé como pescador mosquero el impacto que esto tendrá para la gente que vive del Turismo, vuelvo a reiterar es la hora que la Patagonia se una .

    Atte.
    Avelino Fernández M.
    Magallánico.

    Respuesta
  • el 16 enero, 2011 a las 02:22
    Permalink

    Primero se llevaron a los comunistas
    pero a mí no me importó
    porque yo no era.
    En seguida se llevaron a unos obreros
    pero a mí no me importó
    porque yo tampoco era.

    Después detuvieron a los sindicalistas
    pero a mí no me importó
    porque yo no soy sindicalista.

    Luego apresaron a unos curas
    pero como yo no soy religioso
    tampoco me importó.

    Ahora me llevan a mí
    pero ya es tarde.»
    SI NO NOS UNIMOS AHORA, SI NO HACEMOS ALGO AHORA, COMO LOS PUNTARENENSES, CUANDO NOS PASE A NOSOTROS….SERA DEMASIADO TARDE Y YA A NADIE LE IMPORTARA….CUANDO SE INSTALEN LAS REPRESAS, CUANDO EL COSTO DE LA LUZ Y OTROS SERVICIOS SE VALLAN A LAS NUBES, ESTONCES, SOLO ENTONCES AQUELLOS QUE ESTAN DE ACUERDO CON SU INSTALACION SE DARAN CUENTA DE SU ERROR AL DEJARSE ENGAÑAR….Y COMPRAR….ASI COMO DJANGO…..POR UN PUÑADO DE DOLARES….O MIGAJAS…

    Respuesta
  • el 16 enero, 2011 a las 14:52
    Permalink

    UNA COSA SON LAS HIDROELÉCTRICAS Y OTRAS SON LAS REINVIDICACIONES – LAS REPRESAS ES UN BENEFICIO, PARA LA REGIÓN, PARA CHILE Y LOS CHILENOS. ********
    PUNTA ARENAS, ESTA SACANDO LA VOZ POR TODAS LAS REGIONES – MAGALLANES, TIENE RIQUEZAS EN MATERIAS PRIMAS Y EN TURISMO – QUE LE DAN MUCHO MÁS AL PAÍS – QUE LO QUE EL PAÍS – LE RETRIBUYE.

    ******

    La culpable de las muertes innecesarias de dos damas, es la tozudez de la intendenta, quien al momento de haberse anunciado el paro, debería por decencia haber renunciado, por el castigo innecesario a que se le está infringiendo a la ciudadanía de Magallanes, ya que está previligiando el interés particular [pago mensual de millones de pesos], antes que el interés general o clamor de la ciudadanía, que se opone a la unilateral alza del gas del orden del 16,8% – y – al asumir otro intendente también debiese renunciar, hasta que el gobierno central, se de cuenta, que debe enmendar el entuerto. No se debe dejar de lado al inoperante inquisidor ex ministro de energía Ricardo Raineri, quien no preestableció alternativas de energía, como la producción energética eólica, que en la XII Región, tiene ventaja comparativa. Por lo visto, Raineri, en conjunto con Hinzpeter, son miopes, porque no alcanzan a visualizar las pérdidas del TRANSFRACASO, que tenemos que aportar de nuestro bolsillo todos los chilenos y que alcanzan a los US$ 1.000.000.000 (un mil millones de dólares) todos los años, y que lo anotan en forma furtiva, como subsidio a las empresas operadoras, en el Presupuesto Fiscal presentado al Parlamento.
    Al renunciar la intendenta y los demás postores – se soluciona de -inmediato – la situación del gas, ya que se deja sin piso político al gobierno central. Con la paralización se debería llegar a la independencia financiera, con un Gobierno Federado, y Punta Arenas proyectándose como una gran Metrópoli – cambiando incluso el nombre del circulante, pudiendo ser ‘Dólar Magallánico’, ‘Dólar Torres del Paine’, ‘Dólar Patagonia’.

    **********

    Respuesta
  • el 17 enero, 2011 a las 14:10
    Permalink

    Recientemente un columnista resume el conflicto magallanico “Cuando la política explica mucho sin decir nada, entonces es el dinero que -sin decir nada- lo explica todo.”. Uds creen que las alzas del bendito gas en magallanes no nos afectaran a nosotros los ayseninos?, esto es lineal señores, tarde o temprano nos veremos afectados, si Magallanes pierde el subsidio (que por derecho le corresponde) a favor de compromiso por contratos de suministros de gas que enap no puede cumplir, sacrificando la demanda y los subsidios residenciales a favor de las empresas privadas. Todo lo relacionado al bendito combustible, productos y materias primas provenientes de Pta. Arenas, sufrirán alzas.

    Ahora bien, si no hemos sido capaces de trabajar unidos en temas como la famosa ley aysen que terminó transformandose en la ley austral , en temas de la ley de pesca, en la continuidad territorial por la estupidez bimodal, el tema de las centrales por nada, y seguimos conformandonos con migajas, nunca señores lograremos obtener los resultados que realmente deseamos y que merecemos, aún no es tarde para exigir y privilegiar la unidad de objetivos comunes por encima de los intereses partidistas y politiqueros, pero como temo, continuaremos por la senda de la demagogia y autoengaño, somos porfiados y tozudos hasta la necedad y veinte años más estaremos quejandonos de las cosas que pudimos haber logrado y no lo hicimos, culpando a Fulano, Sutano o Merengano.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *