Ensayamos con la orquesta de la escuela Víctor Domingo Silva

Hace una década, un grupo de alumnos comenzaba a tocar en la sala con la idea de formar un taller musical. Diez años más tarde, medio centenar de niños y jóvenes conforman el alma del establecimiento y han recorrido Chile entero, como una de las mejores orquestas infantiles del país.

Por Claudio Díaz P.
Fotos: EPD

 

    Los niños no pagan nada, pero cada uno tiene su instrumento. Violines, viola, cello, contrabajo, flauta traversa, clarinete, oboe, corno, trompeta, trombón, percusión, son parte de esta marea musical en que se ha convertido la orquesta de la Escuela Víctor Domingo Silva de Coyhaique. Estamos en la sala de ensayo del colegio para ver cómo se preparan niños de 8 ó 9 años frente al director y fundador, el profesor Ulises Velásquez Arteaga.

   “El año 2000 en Chile había 12 orquestas infantiles y juveniles. Hoy son más de 650 en todo el país”, nos comenta el profesor Velásquez, quien nos confiesa que la idea original en la escuela fue comenzar un taller instrumental, pero el entonces pequeño grupo de alumnos sonaba muy bien, recuerda.

   “Le pusimos lo que teníamos guitarra, flauta, y un charango, y yo me esforcé para que los niños no tocarán cosas fáciles, aunque fuera con instrumentos muy precarios”, enfatiza el profesor de música. Y es que el inspirado docente no quería que el conjunto fuera un grupo instrumental más, Velásquez quería que se diferenciaran desde el principio. “Nos dedicamos a hacer música de Inti Illimani por ejemplo, con arreglos míos, y nos empezaron a invitar a distintos actos”.

 

“Los instrumentos llegaban”

 

   Era el año 2001 y el centro de padres decide obsequiar al grupo musical 2 violines. Casi como coincidencia, la empresa Kodak les regala un violoncello. Ulises Velásquez dice que sin haber pedido nada, los instrumentos llegaban, tampoco había profesores de violín, pero con método de enseñanza el “profe” lograba hacer tocar y ensamblar los sonidos de la incipiente agrupación infantil de alguna forma.

   Luego fue el Gobierno Regional de Aysén y la entonces intendenta Silvia Moreno quienes pusieron a disposición su apoyo, lo que se concretó en un proyecto que permitió la llegada de nuevos instrumentos, ahora de vientos, como trompetas, clarinete y trombones.

   “Tenía la idea en ese instante de hacer un orfeón de niños de la Patagonia, que iba a ser el primer orfeón de niños del sur de Chile”,  recuerda el director de la Orquesta Sinfónica Infantil “Escuela Víctor Domingo Silva”.

   Admite que era un ensamble de sonidos un tanto “amorfo”, y aunque sabía que el acople de los, a ese momento, 20 niños, no era el más correcto musicalmente hablando, siguió sumando instrumentos y partituras.

   Luego llegó en 2002, y la invitación del Ministerio de Educación para participar en el Primer Encuentro Estudiantil de Música Docta, en la Serena. “El seremi de Educación de ese tiempo, Nelson Maldonado, nos invitó con los gastos pagados y fui con 2 alumnos, Pablo Mansilla, en guitarra, y Roxana Zurita en flauta, dúo que ejecutó la Suite de Aysén”.

  Ahí Velásquez conoció una primera orquesta infantil-juvenil en vivo: era la del Colegio Luterano de Valparaíso, a cargo del maestro Erick Ramírez.

   “El me dijo déjate de tonteras, tú tienes que lanzarte con esto. Llegué a Coyhaique y le digo a mi directora de entonces, Hilda Palma, que quiero hacer una orquesta”, rememora Velásquez.

   Así, la escuela se embarcó en la aparente loca idea. “Cambiamos la estructura de orfeón a una orquesta muy completa, es decir, de tener casi puros instrumentos de vientos a incluir más cuerdas, percusión, maderas, bronces, etc.”, explica el profesor, agregando que se juntó dinero y se recibió apoyo de la empresa privada para emprender una gira de 15 días que los llevó por diversas ciudades, entre ellas Temuco, Linares, San Fernando, Santiago, hasta llegar a Valparaíso. Fue una gran experiencia, donde fueron muy bien recibidos en cada ciudad.

   Paralelamente, en el año 2002, se crea la Fundación de Orquestas Infantiles y Juveniles de Chile, y aunque la Víctor Domingo Silva todavía no pertenecía a ese referente nacional, la estada en Valparaíso les hizo ver, por una parte, que sí tenían una orquesta, pero también que había que seguir trabajando.

 

Punto cúlmine

 

   “Se fueron dando las cosas, hasta llegar a un punto, yo creo, cúlmine, con el encuentro este año en San Fernando”, expresa el director de la orquesta infantil coyhaiquina.

   Y es que Velásquez cree que luego de 10 años, el haber sido invitados al encuentro más importante de orquestas en Chile, es una señal decidora.

   “Es un encuentro internacional de orquestas, donde se invita a los mejores, nada más, y estuvimos ahí con 48 niños y jóvenes, y la orquesta suena muy bien”, valora.

   La orquesta de la Escuela Víctor Domingo Silva ensaya todavía en una sala de música acondicionada para sus ensayos semanales. Sin embargo, el espacio es estrecho y no tiene la acústica adecuada para repasar las notas y arreglos musicales con que deleitan a cada localidad o acto al que asisten. Tampoco tienen un bus propio para desplazarse y transportar como corresponde al medio centenar de integrantes y sus instrumentos.

   Pero parece que cada obstáculo que los desafía lo superan sin mirar atrás. Ya han tocado en la catedral de Coyhaique, en la celebración del Bicentenario de Chile, y en diversas zonas de la Región de Aysén. Por ejemplo, en 2008, el municipio de Chillán invitó con todos los gastos pagados a la orquesta, para tocar en el aniversario de la ciudad, presentando el concierto de gala en el teatro Claudio Arrau.

   “Tenemos una tarea pendiente, y se lo he comentado a algunas autoridades, porque no es posible que viajemos más fuera de la región, que dentro de Aysén. Hemos recorrido la región, pero nos falta y podríamos hacer una temporada de conciertos en Melinka, Tortel y diversos lugares como Villa O’Higgins (…) por qué no hacer conciertos en todas las escuelas, por ejemplo, eso está pendiente”, plantea Ulises Velásquez, quien en 2004 fue distinguido con un importante reconocimiento a nivel nacional, al otorgársele la prestigiosa medalla al Mérito Académico Gabriela Mistral, reconocimiento del Estado  de Chile a la labor docente, en el grado de Caballero.

   El profe Velásquez explica que se está esperando la renovación de la escuela, un proyecto que ha demorado 4 años, probablemente más de lo esperado, y donde se contempla una sala de música bien diseñada, una especie de mini conservatorio que les brindaría el estándar necesario que hoy requieren.

 

También Metallica

 

   Como director musical, Ulises Velásquez se ha perfeccionado, tratando de asistir a la mayoría de los seminarios de dirección de orquesta que se han dado en la Fundación.

¿Hacia delante qué se podría explorar en términos musicales?

   A mí me llega mucho material, a lo menos de 3 compositores jóvenes chilenos. Estoy revisando el material a ver si tomamos uno de esos, que sería muy bueno. Hay un compositor que es de Puerto Montt  que me envió su música. Próximamente en el mes de enero viene la Orquesta Sinfónica de Collipulli, que va a tocar con nosotros, ellos vienen, nosotros vamos, así hacemos intercambios.

¿Pero hay posibilidad de hacer fusiones, ensambles rock o de jazz…?

   Si, por ejemplo tenemos el sinfónico Metallica, y sale igual. Y es bastante abordable, pero hay que tener un grupo (rock) que tenga la altura para tocar ese tipo de música, hay que hacerlo bien.

   Yo tengo toda la obra del sinfónico que se hizo con música chilena, de rock chileno, queremos hacer un concierto con toda esa música. Otra cosa abordable y que nos faltó tiempo este año, es la música de películas. También tarea pendiente es hacer música de la región, aquí hay compositores que a mí me gustaría que la orquesta le diera un regalo a la región y pudiera tocar música, como la de Los Lazos, hacer un sinfónico con Los Arrieros del Sur, con Pato Rossi, etc.  

  

Efecto Sinfónico

 

   La orquesta se ha hecho reconocible y anualmente tiene gran actividad, cerrando el 2010 con los demandados conciertos de fin de año.

    Pero junto con las corcheas, negras y llaves de Sol, uno de los objetivos finales es la formación de jóvenes músicos y la formación valórica de niños y jóvenes de alto riesgo social. Hoy tras una dilatada trayectoria que ha llevado a la orquesta por diferentes ciudades de la región y el país, con más de 7 giras nacionales y una internacional, 8 jóvenes del medio centenar que la integran ya cursan diversas carreras universitarias como Ingeniería, Medicina, Derecho o Arte, lo que es un orgullo y un indicador del efecto positivo que genera la música, la disciplina y la mirada que otorga estar en un grupo de exigencia musical a la par con la responsabilidad escolar normal.

   “Algo importante pasó en la vida de los niños”, reflexiona el profesor Velásquez. Tal vez viajar, ver otras realidades, compartir experiencias y recorrer gran parte de Chile “le da un carácter único a esta orquesta”.

 

www.orquestajuvenil.cl

 

   En el catastro de la Fundación de Orquestas Infantiles y Juveniles de Chile figuran 6 orquestas de la Región de Aysén:

– La Orquesta Sinfónica Infantil «Música del viento» de Chile Chico,

– La Orquesta Infantil-Juvenil de Puerto Cisnes,

– La Orquesta Infantil Ribera Sur de Puerto Aysén,

– Y en Coyhaique, la Orquesta Infantil Escuela de Música, la Orquesta de Cámara Escuela Baquedano y la Orquesta Sinfónica Infantil Escuela Víctor Domingo Silva.

4 comentarios en «Ensayamos con la orquesta de la escuela Víctor Domingo Silva»

  • el 26 abril, 2011 a las 17:06
    Enlace permanente

    que vacan es mi colegio es el mejor vamos orquesta de la escuela victor domingo silva

    Respuesta
  • el 8 junio, 2011 a las 13:49
    Enlace permanente

    ESTA ES UNA OBRA MARAVILLOSA QUE ENRIQUESE LA VIDA DE LOS NIÑOS Y NIÑAS DE NUESTRA ESCUELA

    Respuesta
  • el 13 noviembre, 2011 a las 21:41
    Enlace permanente

    !La Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil De Sillar de Arequpa Perú en la Más Maravillosa !

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *