Juegos de la Araucanía 2010: ¿estuvimos a la altura?

La 19ª versión de los juegos binacionales de la Araucanía no pasaron indiferentes en términos de organización, un tema que sacó ‘chispa’ entre delegaciones nacionales y trasandinas, para muchos con un alto costo imagen-región, desafío que debió abordarse desde el gobierno como un compromiso de Aysén y no sólo de la dirección regional del IND.

Por Claudio Díaz P.

 

   “Fue un gran triunfo (…) aunque tuvimos que arreglarnos con lo que teníamos y la alimentación no era la adecuada para este nivel de competencia, este triunfo permite aminorar todo eso”.

   Así cerró el arquero de la selección de fútbol de Chubut, Francisco Currimilla, el triunfo de su equipo en el primer lugar del fútbol, declaración que fue entregada a la prensa en Puerto Aysén.

   “Me causó impresión que sacara a relucir esto, en el triunfo”, comenta Héctor Mansilla, conductor de los programas deportivos “Cita deportiva”, de Radio Milenaria, y “Breves deportivas”, de Canal 11. Claramente, el meta argentino pasaba el mensaje públicamente sobre lo complejo que sintieron -como muchas otras delegaciones- las condiciones de atención que tuvieron durante su permanencia en los Juegos de la Araucanía desarrollados en la zona, que tras Coyhaique tuvo como sub-sedes a Chile Chico, Ibáñez y Aysén.

   Y es que con una infraestructura impecable, días soleados, y un escenario natural alabado por cada uno de los visitantes, los problemas de hacinamiento y de comida, se transformaron en punto negro de este certamen, junto a varios episodios de desorganización logística, en una cita deportiva que convocó a mil 800 personas de 5 regiones de Chile y 6 provincias argentinas.

 

“Muy mal organizado”

 

   El tema alcanzó tal magnitud que el propio presidente de los Juegos de la Araucanía 2010, Ricardo Vélez, lo hizo sentir con fuerza al ser consultado por EPD el fin de semana en que se cerraban las competencias finales.

   “Bien deportivamente, hay que rescatar la corrección de los estadios, la caballerosidad en que se han desarrollado los deportes, más allá de incidentes puntuales, muy buena la acogida de la ciudad, la gente nos ha tratado muy bien, el lugar es hermoso…. Muy mal organizado”. Molestia y palabras de Vélez, que fueron repetidas a su llegada a Río Negro en la prensa local.

   El dirigente precisó que fueron unas 200 personas las que cruzaron la cordillera para participar en esta versión. Entre ellas fue posible apreciar un contundente contingente de prensa, que incluyó al Canal 9 de TV de Río Gallegos, que transmitió partidos de fútbol y básquetbol ‘en vivo y en directo’ -desde Coyhaique y Aysén- para toda la Patagonia argentina. Alberto Aravena, quien ofició de relator deportivo de la señal de televisión, y quien es además director del Centro de Alto Rendimiento Deportivo de la Provincia de Santa Cruz, también comentó pormenores de una evidente desorganización local.

    “Es la edición número 18 en que participo, estuve en la primera edición que se hizo acá (Coyhaique) y creo que mejoró mucho en la infraestructura deportiva, pero creo que faltó un poquito en los detalles organizativos, porque fueron muchas las delegaciones y hubo que recibirlas en 2 partes”, señala Aravena, observando que se complicó la movilidad y los traslados, “aunque ha ocurrido en otras versiones, pero acá los lugares de alojamiento estaban muy lejos, lo que debe mejorarse”, además respecto de la alimentación remata que “los chicos queman muchas calorías y en las provincias argentinas están acostumbrados a comer carne y cosas con muchas más calorías”.

Foto: IND

   Lo mismo analiza el entrenador de la selección de fútbol de la Región del Bío Bío, Alejandro Padilla, quien explica que cree que es necesario “desgraciadamente tienen  que aceptar la crítica, no están (en Coyhaique) los medios en cuanto a infraestructura y en cuanto al concepto de lo que es un juego deportivo internacional”.

   La delegación pernoctó en barracas militares del sector Las Bandurrias, donde la atención  fue excelente, “pero no me cabe en la cabeza que hayan enviado a 5 delegaciones al mismo lugar, estaba fútbol Bío Bío, judo de Aysén, básquetbol de Los Ríos, y otra delegación más, otro día llegaron otros chicos de la escuela de Melinka, que no tenían donde estar y quedaron al lado nuestro, socialmente ningún problema, pero jamás había visto eso, en las 8 versiones que llevo siempre han sido hoteles, hosterías, residenciales”.

    Al comparar con la experiencia de Juegos de la Araucanía en el pasado en Argentina, el entrenador dice que ha notado que “siempre se han esmerado, siempre en hotel u hostal, pero en delegaciones separadas, si son de la misma región, a veces el basquetbol en un piso, el fútbol en otro, o a lo más compartiendo un piso”.

   “Hubo muchísimo problemas de alojamiento, tuvimos problemas de hacinamiento”, admite Ricardo Vélez, ejemplificando el caso de 42 personas que debieron alojar en 3 habitaciones en Aysén y que debían al día siguiente competir en la final de fútbol.

   Todo ello obligó a que el jueves 11, a medio andar en el desarrollo de los juegos, los directivos de ambos países que integraban la  comisión organizadora sostuvieran una reunión, que según dirigentes consultados por EPD fue muy directa y que tuvo duros términos respecto de las deficiencias que las delegaciones hicieron presentes en los 3 primeros día de competencia.

   Padilla se lamenta no haber conocido la gente del IND de Coyhaique, “no hubo intercambio o posibilidad de entregar puntos de vista, no se dio”. En lo deportivo quedó conforme con el cuarto lugar en el fútbol, tras Chubut, La Pampa y Río Negro, “fue muy parejo, pero en la organización deben haber hartos puntos de corrección, puedo entender que falte experiencia, infraestructura o medios, pero esto tiene más nivel”.

 

Se complicó todo

 

   Ricardo Vélez, quien además es secretario de Deportes de Río Negro, reclamaba tras 4 jornadas de competición que “la comida no está a la altura de lo que se pagó (…) Hemos tenido acceso a los contratos de comida por US$ 8 y están dando comida que no llega a un dólar (…) faltó muchísima comida los 3 primeros días, después se normalizó la cantidad, pero después yo fui a comer y realmente un desastre (…) No entiendo cómo el Estado de Chile paga una comida de US$ 8, cuando la comida no vale US$ 8”.

   Gustavo López, del Hostal Bon de Coyhaique, comenta que le tocó recibir a 20 personas con desayuno. “En condiciones específicas que pidió Chiledeportes local, con dieta balanceada porque eran deportistas, leche, chocolate, frutas, un buen desayuno, la gente se fue muy contenta, argentinos y chilenos”.

   Pero coincide en que hubo quejas por el almuerzo y la cena, “lo fundamental fue la falta de comunicación de las autoridades y la falta de coordinación, organización de la gente que estaba a cargo (…) los argentinos estaban muy molestos por el tema de la comida”. Añade que es complejo alimentar a más de mil personas en un par de lugares, “era tan fácil como que donde se hospedaban, comieran, y haber hecho partícipe a todo Coyhaique”.

   El técnico de Concepción, Alejandro Padilla, puntualiza detalles de organización como el que las delegaciones debían tomar desayuno entre las 7 y las 7:20 horas de cada mañana, a cargo de un concesionario en el regimiento Las Bandurrias.

   “Durante 2 días no tomamos desayuno, el tercer día nos ayudaron del regimiento para dejarnos el sándwich o la leche con té, para tomarlo en un horario acorde para alguien que compite todo el día y se acuesta tarde, además que estábamos a 14 kilómetros de distancia y cosas cómo esas hay que tomarlas en cuenta”.

   A juicio del penquista “era muy poco, escaso para un deportista, escasísimo, mejoró después el viernes en Coyhaique y en Aysén aparecieron tutos de pollo”, dice Padilla, así la mayoría ‘hechó mano’ de suplementos, frutas, cereal o algo extra.

  Básicamente, los problemas de organización estuvieron en donde hubo más gente concentrada.

   “Estuve en todas las sedes y el problema de comida ocurrió en Coyhaique y en Aysén, en los otros lugares no hubo ningún problemas”, dice Vélez, a su parecer porque no hubo “una estructura de control sobre lo que se está realizando”.

  “Sabíamos las diferencias de calidad en el alojamiento, porque (en la zona) obvio no hay estandarización en hoteles, pero la manera en que se distribuyeron los alojamientos, totalmente deficiente”. El dirigente trasandino cita el caso en que hubo deportistas tuvieron que incluso compartir espacios comunes, también con gente discapacitada en una escuela, “eso no le hace bien al deporte”.

 

Falló el control

 

Señor Vélez, usted es el presidente de la organización de los Juegos, y hubo instancia previa de venir antes y chequear…
   Vinimos a ver, chequeamos y estuvimos de acuerdo, el menú olímpico lo enviamos nosotros, no se respetó, se cambió, nos habían comentado que estaba todo bien, y no fue así cuando vinimos, lo que se ofreció fue distinto.

¿Habló con Manuel Díaz?
   Falló el control, falló la organización total, sus colaboradores no han estado a la altura de la instancia, y bueno se fue remediando poco a poco y todavía el viernes había problemas.

 

¿Y la difusión?

 

   Por su parte, Alberto Aravena, de la delegación provincial de Santa Cruz, concluye que “falta mucho corregir también lo que es la parte información, porque si me preguntas ahora cuáles son los cruces o dónde y con quién se va a jugar …los resultados no están actualizados (…) para suplir esto tenemos gente en cada uno de los sectores y nos manejamos así”.

   En Argentina hay conferencias de prensa tras los partidos, pantallas gigantes que indican jugadas y resultados, “ellos nos dan clase en esto”, sentencia el entrenador penquista Alejandro Padilla, “tal vez por eso ellos se extrañaron más que nosotros, que como chilenos”. Para el DT, todo esto incide en el resultado final, “tiene que ver de pronto el hecho de descansar mejor y alimentarse mejor, ello podría mejorar y todo eso lo tiene que ver la organización (…) todo esto en beneficio de mejorar, la critica a nadie le gusta, pero hay que intercambiar opiniones y hay que aprender de ello”.

Paradójicamente, en Aysén muchos medios de comunicación y deportistas siguieron el link www.aysenaraucania2010.lapampa.gov.ar, el sitio oficial del gobierno de la Provincia de La Pampa, Argentina, que contaba con una completa actualización ‘on line’, mientras a este lado de la cordillera no había información oportuna disponible.

 

   Héctor Mansilla, conductor deportivo, confiesa que como medios de comunicación se sintieron ajenos y la gente que sigue el deporte quedó molesta por la inexistentes difusión de la programación y actividades. “La gente que colaboró, del municipio y de la asociación de fútbol de Puerto Aysén fue espectacular (…), pero el tema comunicacional fue con falta de intervención de medios regionales, pero no se dio ese nexo con la gente de Chiledeportes, de los organizadores”.

   Mansilla profundiza al haber hablado con el director regional del IND, Manuel Díaz,  quien hace 2 meses se comprometió a abordar el tema comunciacional, “pero por no delegar funciones generó todo esto (…) Lo contacté ahora y él dice que quedó tranquilo con los juegos, no sé que juegos vio él realmente (…) un técnico me decía ‘aquí en Aysén no sabía que eran 5 cambios en Coyhaique jugamos con 3 cambios’, o sea había una desinformación absoluta en lo interno de los Juegos, lo que hice también presente al subsecretario de Deportes sobre qué pasó con la información para los medios de la Región de Aysén”.

   EPD contactó al director regional del IND, Manuel Díaz, quien tras aceptar una entrevista, dejó sin efecto el acuerdo para referirse al tema.

 

Gestión municipal

 

   En general, en Aysén todo pareció funcionar de mejor manera. Alejandro Vera, encargado de deportes la Municipalidad de Aysén explica que el municipio fue un organismo colaborador en la sede de Puerto Aysén y Puerto Chacabuco, donde llegaron unas 340 deportistas a competir, el municipio se preocupó de la infraestructura, como gimnasios, que estuvieran listos y dispuestos, voluntarios para pasabalones, moperos, que la mesa de control estuviera a tiempo o los marcadores.

  Aunque no hubo financiamiento especial, la colaboración se extendió cada día en largas jornadas, desde 8 de la mañana a las 12 de la noche, un total de 50 personas.

Municipio se encargo de nombrar a personas a cargo de los recintos y colaboraron para como sede minimizar problemas.

   La biblioteca municipal se facilitó al igual que en Coyhaique como sala de prensa. También el compromiso municipal que instruyó, personal se preocupó de sortear problemas desde el primer día, que tras conversaciones con el IND despejó el camino en los días siguientes.

   En el casino del internado de Puerto Aysén donde se concentró la alimentación, hubo algunos desajustes, por razones de tiempo y espacio, reconoce Vera, de hecho, las 80 personas alojadas en Chacabuco debían desplazarse a Puerto Aysén diariamente para el almuerzo.

   “Creo que la región no está preparada para recibir tanto deportista en cuanto a alojamiento, estaremos al 60% del 100% que se requiere, aunque lo de la comida se puede arreglar con un poco más de organización”. Además en lo programático, “es primera vez que veo que al local se programa todos los días a las 8 de la mañana”, apunta Alejandro Vera, algo insólito.

   “También mejorar en el sentido que todas las sedes tiene su derecho de ver a sus deportistas que representan a su región y no sólo ver un partido de consuelo”, dice el encargado de deportes, pues en la comuna de Aysén no se programó que ninguna selección regional disputara partidos importantes en recintos puertoayseninos.

Alejandro Vera, Ricardo Vélez, Zenén Valenzuela y Alberto Aravena.

Una dura lección

 

   “Hay 19 años de Juegos de la Araucanía, hay que seguir el ‘librito’, seguís el librito y te sale bárbaro”, dice Ricardo Vélez, quien de las 3 versiones en que ha participado “ésta es la más floja, muy bien en lo deportivo, ustedes tienen un gimnasio cada 2 cuadras, esos espectacular, brillante la pista, y excelente todos los lugares donde se desarrollaron los juegos”.

   Un poco más flexible es Zenén Valenzuela, director regional del IND Región de Los Ríos.

  “Siempre hay situaciones y detalles de menor o mayor cuantía, lo importantes es que se logre lo que se persigue, poder evaluarse en un espacio protegido, de normas, generar solidaridad, colaboración, conocer los propios límites”. Puntualiza que la organización no es un tema fácil para nadie, “en Valdivia organizamos los juegos del Bicentenario y hay que tener la ponderación para poner en la balanza lo bueno y lo malo (…) me quedo satisfecho y felicito al IND por sacar un evento adelante”.

   Alejandro Vera confía en que todo lo logístico y organizativo se puede mejorar, pero desde el punto de vista “de los deportes colectivos, en que estamos mal, y hay que mejorar muchas cosas, porque el Gobierno Regional entregó muchos millones este año” y eso no se reflejó en los resultados. Excepciones individuales fueron el atleta Sergio Aldea y Sebastián Pérez en el Judo, “quedamos en igual puntaje que Los Ríos, una región nueva, recién armando su política deportiva”.

    La experiencia, dice el empresario Gustavo López, da para olvidarse de hacer otro megaevento de estas características, “no se visualizó el tremendo buque en que estábamos metidos, y había que hacerlo bien, había recursos asignados, todo estaba, pero no se hizo”.

   El valor asignado fue razonable y hay que cumplir, y nuestra imagen esta traspasando las fronteras. “creo honestamente que tiene que haber un apretón de tuercas desde la autoridad central (…) el gran perdedor en esto somos simplemente nosotros, la región”. 

 

“Cumplí con lo contratado y más”

 

   Enrique Muñoz Belmar, propietario de Restaurante El Quincho de Coyhaique fue comentario obligado tras adjudicarse hace un mes el servicio de alimentación licitado por el IND Aysén. El empresario -con más de 25 años de experiencia en el rubro- recibió a EPD y, con papeles en mano, rechazó de plano los comentarios de quienes lo apuntan como el responsable de un mal servicio de alimentación, prestado en la semana de competición binacional.

Enrique Muñoz, propietario de El Quincho.

    Con la intención de aclarar a su público que todo se hizo de acuerdo a lo contratado, el empresario coyhaiquino, accedió a detallar el trabajo aplicado entre el pasado martes 9 y el domingo 14. Para ello dispuso de 3 profesionales en cocina, y un aumento en la contratación de 25 personas extras.

   “Acepté esto porque habían horarios de atención, en 3 turnos, porque eran mil 200 personas, a capacidad de 400 personas en el comedor”, pero nunca se respetaron los horarios, argumenta Muñoz. Eso provocó que aunque el almuerzo estaba todos los días a partir de las 11:30 horas, “habían algunos que se preocupaban en llegar, pero la masa (de gente) llegaba a la una, y querían los mil 200 almorzar todos a la una”.

   En tanto, la cena, programada cada día entre las 20 y las 0 horas, ocurrió algo similar, “eran las 12 de la noche y venían llegando 200 ó 300 personas, siendo que había un horario, entonces si no cumplían, yo no podía hacer nada al respecto”.

   Para el propietario del restaurante, la organización aprobó un menú para cada día que fue el que se preparó a cabalidad.

¿El menú contratado se cumplió a cabalidad?
   Más que eso. Porque por cuenta y riesgo nuestro, subimos el gramaje de 300 que ellos contrataron, a 400, y eso lo asumí yo. 

Más allá de la expectativa de cada delegación sobre la alimentación, ¿por qué cree que se produjeron estos problemas?
   Si esto falló en algo, y está el comentario que está, yo creo que faltó coordinación (…) aquí debió haber un coordinador de la región, permanentemente…

   Muñoz dice que más que molesto está sentido. Y que no quiere entrar en polémica pues asegura que su prestigio no está en juego, “es fácil echarle la culpa a otro y no hacerse responsable de los errores propios”, sentencia.

   En total, fueron 6 mil raciones. El primer día estaba acordado recibir a 780 personas, y el segundo día poco más de 900, las que iban aumentando por día, conforme arribaban las delegaciones.

   Lo concreto, explica, 2es que ellos contrataron 300 gramos de comida, pero si un deportista de 18 años come más (…) -pedían un bife de chorizo con papas fritas- no es responsabilidad del restaurante”, dice el propietario de El Quincho, pues la organización aprobó el menú que no satisfizo a las delegaciones.

   “No puedo hacerme cargo de eso, si la gente contrata una cantidad de gramaje, un servicio determinado por $3 mil, no le puedo dar filete, escapa a mi presupuesto”, enfatiza.

   El empresario gastronómico defiende su servicio, señalando que se le culpó por su servicio y, en realidad, ocurrieron situaciones como el día jueves 11 que teniendo acordado la atención para 900 personas, llegaron mil 200 deportistas a su local.

Enrique Muñoz, aseguró que la falta de coordinación de los organizadores no puede justificarse con culpar a su establecimiento, porque “lo que se licitó se entregó y más”.

 

Lo positivo

 

   “El espíritu deportivo de los jóvenes”, dice Alejandro Padilla, técnico de la Región del Bío Bío es muy destacable. También “en infraestructura deportiva aprobaron”, destacando las superficies sintéticas de Coyhaique y Aysén, y los camarines en buen estado.

Foto: IND

   En Aysén, el nuevo gimnasio del Liceo Raúl Brussaín Campino, lo facilitó el municipio y se abrió extraoficialmente para los Juegos de la Araucanía. El estadio ANFA de cancha sintética cumplió todas las expectativas, al igual que el gimnasio de la escuela Litoral Austral, uno de los más grandes de la región. En Chacabuco el gimnasio de la escuela Almirante Simpson. En la comuna aysenina el marco de público fue mayor que en Coyhaique, pese a la falta de información a la difusión que replicaba cada día el municipio para medios de prensa de la comuna.

   Los recintos deportivos efectivamente estuvieron a un buen nivel, explica Héctor Mansilla, lo que fue destacado por los deportistas y los medios

   Erico Soto, periodista del Diario de Concepción, quien estuvo cubriendo las alternativas de los XIX  Juegos de la Araucanía opina que “la infraestructura y los escenarios han estado a la altura de lo que es una cita internacional de casi 2 décadas, estadios, gimnasio o piscina, quizá la coordinación no ha sido como todos hubiesen querido, pues Coyhaique y Puerto Aysén se vieron sobrepasadas los primeros días con la llegada de tantos participantes, pero a la luz de estos elemento creo que ha respondido en la organización de los Juegos”.

Un comentario en «Juegos de la Araucanía 2010: ¿estuvimos a la altura?»

  • el 2 diciembre, 2010 a las 09:51
    Enlace permanente

    Una de las mejores forma de evitar el consumo de drogas, la delicuencia y evitar que los jovenes se vayan por caminos equivocados es fomentando actividades deportivas y recreativas, lo cual a nivel nacional se hace y con un grado de compromiso y disposicion, dando a su vez una buena aceptacion, creo que aca en Coyhaique no es primera vez que se hacen estos juegos asi que ya tenian experiencia, pero aun asi cometieron errores garrafales como NO TENER ALOJAMIENTOS SUFICIENTES A LOS EQUIPOS DE LAS DISTINTAS DISCIPLINAS, siendo en algunos casos que equipos de Coyhaique dieron alojo en sus propias casas a las delegaciones, que no tenian donde llegar. Eso para mi como deportista no es comodo ya que llegar a la casa de un extraño en ese momento y separarme de mi equipo sin saber donde iré y como estaré o si mis compañeros estarén bien, no es culpa de las disciplinas que estaban de local aca, la culpa recae en los organizadores que siendo sincero no hicieron nada, faltó mucha organización y se farriaron una oportunidad de hacer crecer a esta región. De hecho ni siquiera en las noticias nacionales fueron mostrados siendo que hace unos años atras hasta una tienda de ropa de Coyhaique tenia poleras referente a los juegos de la araucania, ya es tiempo de empezar a tomar mas en serio el deporte, el turismo, el arte, y la vida que existe en esta linda ciudad y sacarle provecho, no nos quedemos con lo que hay, dejemos de ser un lugar sin inportancia dentro de Chile, seamos parte de Chile, hay que acabar con el famoso dicho que dice que Chile termina en Puerto Montt luchemos porque termine en Coyhaique y podamos decir mas adelante que en Coyhaique todo lo que se hace es excelente y evitar titulos como: «Juegos de la Araucanía 2010: ¿estuvimos a la altura?»

    Ese es mi comentario. un abrazo a todos y aprovechen todo el espacio hermoso que tienen de ciudad y saquenle partido es lo unico que falta.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *