Una historia que abrió camino en la Patagonia

Hoy, concejal por la comuna de Villa O’Higgins; ayer, parte del Cuerpo Militar del Trabajo que lo transformó, durante 17 años, en uno de los protagonistas de la transformación principal que sufrió la Patagonia Aysén en términos de su conectividad longitudinal.

Por Jorge Díaz Guzmán

 

   La construcción de la carretera austral, sin duda, ha sido una de las obras de ingeniería más importantes que se ha materializado en el país en el último tiempo. La historia de su construcción está por escribirse y, seguramente, serán muchas las versiones y protagonistas. Su historia está ligada a la dictadura del general Pinochet, a la del Cuerpo Militar del Trabajo (CMT), a la de miles de obreros que se pagaron con programas de empleo mínimo, a expropiaciones y fajas concedidas “voluntariamente”, de aventuras y aventureros, de ingenieros que se quedaron en la ruta hoy convertidos en empresarios turísticos, de mártires que asoman con sus animitas en las quebradas y de muchos recursos económicos esparcidos en puentes, carpetas de rodados, taludes y maquinaria.

  Senda de penetración, camino longitudinal, carretera, lo cierto que es una ruta que debiera unir el sur de Chile con la Patagonia, y por ello pudiera llamarse Ruta Transpatagónica o algo similar, porque atravesar la Patagonia chilena es una aventura, que muchos quieren vivir como la travesía de sortear un territorio recóndito del planeta.

   Uno de los protagonistas de este tramo de conectividad austral es Waldo Ríos Iturra, un ciudadano que tuvo la suerte de iniciar, en 1981, su carrera de soldado en el regimiento ingeniero en el kilómetro 0, en Ralún, Región de Los Lagos, y concluir su camino en el kilómetro 1.169, donde finalmente quiere quedarse. Tanto es así, que fue electo concejal (UDI) de la comuna que se levanta al final de la ruta, a los pies de los Campos de Hielo Sur: Villa O’Higgins.

 

Mil 170 kms de vida

 

   Para Waldo Ríos, los 1.170 kilómetros son la vida misma. Su trayectoria como oficial de Ejército, experto en explosivos, los vivió en campamentos, barracas, carpas o a campo traviesa, testigo de las inspecciones, que cada año hacía “el General”, y de las licencias que tenían para reclutar a civiles pagados por los programas de empleo mínimo, entonces el PEM y POHJ, para las faenas más duras del tramo El Arena-La Junta. 

   Su participación en la construcción del camino longitudinal austral comienza desde Chaitén hacia Santa Bárbara y Caleta Gonzalo, una faena que se inicia con la fuerza de trabajo de los militares del CMT y con civiles de los planes de empleo, nos dice Ríos, quien entonces era el subteniente del batallón de ingenieros. Los  campamentos llegaron a tener mil trabajadores de los programas de empleo mínimo, que provenían de la zona centro sur (Talca, Linares, Curicó etc.). Su régimen era de 3 meses de trabajo por 10 días de descanso, periodo en el cual los trabajadores aprovechaban para desertar y no regresaban, pues las condiciones eran muy precarias y la renta era la que establecía el PEM. Eso sí, recalca Ríos tenían derecho al pago por carga familiar.

   El trabajo realizado por el CMT y sus ocasionales obreros civiles, comprendió la construcción de la ruta hacia el norte desde Chaitén hasta el sector El Arena y desde Chaitén hasta La Junta por el sur.

   Desde el límite de la Región de Aysén hacia Coyhaique, los trabajos fueron enfrentados por empresas privadas, señala Waldo Ríos.

 ¿Qué fue lo que cambió, junto con el gobierno, para quienes estaban construyendo el camino hacia Villa O’Higgins en 1989?
   La relación que siempre tuve, tanto en el batallón de ingenieros como en el Cuerpo Militar del Trabajo, siempre fue con la gente de obras viales, por lo tanto nuestra relación era más bien con el mundo civil y no notamos el cambio. En lo personal yo fui destinado a la instalación de toda la maquinaria y logística a Villa O’Higgins. Fue el primer destacamento militar que llegó a esa localidad, desde la fundación del pueblo y nuestra relación era con el alcalde Claudio Fica (DC), con quien hasta hoy, mantenemos una buena amistad.

Waldo Ríos Iturra.

¿Qué situación o episodio le impactó en el transcurso de la construcción del camino en la Patagonia Aysén?
   La muerte de los camaradas de ruta. Fueron muchos soldados, clases y oficiales, que quedaron bajo toneladas de rocas, otros sumergidos en las profundidades de un lago y el último fue el comandante Guillermo Von Schouwen que aún no se encuentra desde que despegó desde Coyhaique hacia el Bravo, a finales de los ’90.

   También recordar las condiciones en que trabajábamos los primeros años, hoy se consideraría inhumano, estar 3 meses y descansar sólo 10 días, dormir en campamentos con piso de tierra, construidos de manera precaria, sin ningún servicio. Los soldados estamos preparados para ello, pero con nosotros trabajaron muchos civiles que no tenían esa instrucción y eso era muy duro para ellos. También los engaños a la población civil a quienes muchas veces se les ofreció tierras, a cambio de su sacrificio y después eso nunca se materializó, cuestión que nosotros (CMT) nos enteramos mucho después, de esas ofertas.

 

Un camino de anécdotas

 

   Waldo Ríos recuerda anécdotas conforme repasa cada tramo, y una de ellas es la formación de Villa Santa Lucía, nombre que se sugiere en honor a Lucia Hiriart de Pinochet. De hecho, ese fue uno de los campamentos más grandes y desde donde las faenas de construcción iban en 3 frentes, “entonces hubo que crear una villa, para ello, tanto pobladores que trabajaban en diversas labores, como los provenientes de los planes de empleo, tuvieron la oportunidad de adquirir sitios para construir sus viviendas, la orden fue no regalar un metro de tierra, pero el precio de cada sitio no podía superar $ 1, era la única manera de incentivar a que los nuevos pobladores se afincaran sobre el extenso mallín de Villa Santa Lucía, hoy con casonas consolidadas y lugar de paso obligado para quienes transitan entre La Junta, Palena, Futaleufú y Chaitén”.

   En el tramo desde la Junta hasta Coyhaique los trabajos fueron realizados por grandes empresas constructoras, que luego se trasladaron hacia Villa Cerro Castillo para avanzar hacia Murta, lugar donde ya se encontraba el CMT para unir esa localidad con Puerto Guadal y conectar con el camino existente hasta Cochrane. Hay que señalar que los tramos de Mañihuales a Coyhaique, desde la capital regional a Ibáñez-Cerro Castillo y el tramo Guadal hasta Cochrane se construyeron antes de 1973.

   Luego en 1990, se inició la construcción del tramo Cochrane-Vagabundo, Caleta Tortel, Puerto Yungay y Villa O’Higgins, avances realizados en gran parte por la unidad del Cuerpo Militar del Trabajo, donde las condiciones de los campamentos mejoraron y el avance de la tecnología facilitaba en gran medida los procesos y formas para todo el personal militar. En 1997, Ríos dejó la institución militar y se quedó en la región.

 

Segunda carrera

 

   El 2008, luego de una mala experiencia en Coyhaique, Waldo Ríos decide partir a Villa O’Higgins, donde actualmente se desempeña como integrante del concejo municipal de esa comuna, “un lugar conocido, para mí” dice.

   Entonces, el ya ex mayor, decide ingresar a la política y elige el referente más cercano al mundo militar, la UDI, “porque creí era el momento de hacer la segunda carrera, sin embargo no fue una tarea fácil. El mundo de la política era desconocido, así es que fui a visitar al oficial más antiguo que ya militaba en mi partido, para recibir un consejo, su reflexión fue: ‘mira Waldo, la política es muy apasionante, pero recuerda, que a los soldados se nos enseña que el enemigo está adelante… en la política los enemigos van de atrás, cuídate’, me dijo”.

 

Don Baucha…

 

   Otra de las anécdotas que rememora Waldo Ríos es la que afectó a don Baucha, “un poblador que como muchos, cuando llegaba el camino a su predio organizaba un gran asado para todos los soldados y vecinos. En las cercanías de Cochrane, en el río Carrera, don Baucha fue el más entusiasta, fueron varias las vaquillas que expresaban la alegría de esa gente. Desgraciadamente, la comida y el vino fue muy abundante, don Baucha murió esa noche…”

 

“Todos quieren todo”

 

¿Cuál es la sensación de un ex militar, que se relacionó con el general Pinochet, que luego milita en la UDI y llega al gobierno? 
   No tengo ningún problema con los principios de la UDI y me entusiasman nuestras propuestas, pero no estoy contento, creo que no se han hecho bien las cosas, falta espíritu de equipo, todos quieren todo, no hay rigurosidad, no todos tiran para el mismo lado. No hay dialogo al interior de la Alianza.

¿En estos meses, cómo se ha “pavimentado el camino” del país con la instalación del gobierno?
   Es que aún no está instalado el gobierno. Aquí no se hizo la diferencia entre cargos políticos y cargos directivos (…) aquí no se ha sabido seleccionar a la gente y hay profesionales que no están preparados para cargos políticos, pero a lo mejor serían buenos técnicos. Además tenemos muchos importantes directivos, de confianza que vienen de la administración anterior, debemos ponernos rojos una sola vez, y eso no se ha hecho como debió ser.

15 comentarios en «Una historia que abrió camino en la Patagonia»

  • el 19 agosto, 2011 a las 21:16
    Enlace permanente

    MUY LINDA ENTREVISTA A ESE AMIGO QUE CONOCI ALGUNA VEZ EN LA PATAGONIA. PATAGONIA QUE DEJO MUY LINDOS RECUERDOS EN MI PERSONA Y JUNTO A MI FAMILIA DISFRUTAMOS DE ESOS PARAJES HERMOSOS.
    FELICIDADES WALDO DESDE TALCA QUERIENDO VOLVER ALGUN DIA A RECORRER LA PATAGONIA CHILENA.

    Respuesta
  • el 19 agosto, 2011 a las 22:02
    Enlace permanente

    Muy lindas experiencias viví junto a Don Waldo Rios, durante su permanencia en Villa O»Higgins, en ese tiempo yo trabajaba en esa comuna. Fue un buen amigo y vivimos experiencias extremas, sobre todo en esos viajes a los Campos de Hielo Sur. Un abrazo a la distancia desde acá de Concepción.

    Respuesta
  • el 19 agosto, 2011 a las 22:23
    Enlace permanente

    Muy, pero muy, bueno el reportaje y la entrevista, que lindo lo que estas haciendo por la patria, por los demas y debes estar orgulloso de lo q has logrado. te felicito, un gran abrazo

    Respuesta
  • el 19 agosto, 2011 a las 23:34
    Enlace permanente

    Me siento orgullosa de tener un gran amigo que ha sabido paso por paso las rutas del destino de esas lejanias de sur de Chile y relacionadas con su vivir alejado del mundanal ruido,,,mucha fuerza Waldo el país entero te debe mucho

    Respuesta
  • el 20 agosto, 2011 a las 02:01
    Enlace permanente

    es una hermosa historia llena de heroísmo y sacrificios, es muy lindo saber que uno tiene como amigo a este gran hombre que es don waldo ríos,ojala hubieran mas personas como dedicadas 100 % a la labor social.

    Respuesta
  • el 20 agosto, 2011 a las 03:05
    Enlace permanente

    Waldo, cuando hice la carretera austral, junto a mi familia el año 90, conte a mis hijos que un gran amigo fue quien «hizo este camino». Nunca tube la oportunidad de volver a verte para agradecertelo, personalmente, y creo que a raiz de esta entrevista es una ocacion propicia.
    Un gran abrazo

    Respuesta
  • el 20 agosto, 2011 a las 18:07
    Enlace permanente

    Que hermoso su reportaje me encanto es lindo hablar de nuestra tierra por eso me siento orgullosa de ser Patagona

    Respuesta
  • el 19 octubre, 2011 a las 22:37
    Enlace permanente

    Mi Mayor, un saludo a la distancia, esperando lea este comentario. Fueron años de labor juntos en esta titánica obra, Carretera Austral, Ud. como Militar, yo como Empleado Civil. Esta obra nos ha dejado marcados a fuego y nos sentiremos por siempre orgullosos de haber participado en tan magna obra. Sigo en la misma senda, desarrollando obras en los lugares más apartados de nuestra loca geografia, pero siempre teniendo presente el espiritu de sacrificio que imperaba en la Carretera Austral, un abrazo.
    Fredy

    Respuesta
  • el 7 diciembre, 2011 a las 10:06
    Enlace permanente

    Don Waldo, le envio un saludo a la distancia, de aquellos tiempo cuando fue, nuestro guia en mi recordada y querida compañia Ingenieros Independiente, del glorioso Regimiento Ingenieros N°1 ATACAMA, de Chuquicamata,(1990-1991) muchos de aquellos que tuvimos la oportunidad de compartir con Ud, lo recuerda con gran afecto, nuevamente gracias por sus enseñanzas, y que todos vaya muy bien para Ud y familia.

    Respuesta
  • el 24 enero, 2012 a las 02:24
    Enlace permanente

    Waldo Rìos Iturra. Me es muy grato poder dirijrme para agradecerle, por su tabajo incondicional……Muy bueno el reportaje de su llegada a esta regiòn tan apartada, pero con el ùnico proposito de dar, conocimiento a traves de su trabajo, de sus vivencias, de sus conocimento. Patagonia hermosa, que vistes, tus sueños realizado. felicitaciones Waldo por ser participe del cambio, favorable para nuestra Patagonia.

    Respuesta
  • el 8 marzo, 2012 a las 23:34
    Enlace permanente

    A fines de septiembre de 1984 llegamos a las carretera austral, específicamente al «Campamento los Casinos» en el Km 10 desde ralun a cochamó, y nuestro comandante era ud. don Waldo Ríos, hoy a lejanos 25 años fue una tremenda experiencia de vida el haber sido uno de los tantos soldados conscriptos que dejo algo de su esfuerzo, de su sangre, de sus lagrimas, de su niñez bajo la inclemencia del tiempo para, como se decía entonces, «hacer patria» en terminar un tramo (de ralún a cochamó) y abrirse paso en la montaña para iniciar otro (desde cochamó a puelo), Hoy comprendemos que lo que se hizo fue conectividad para este tiempo. Un privilegio haber estado ahí.
    Saludos mi Capitán Ríos.

    Respuesta
  • el 16 junio, 2012 a las 22:12
    Enlace permanente

    Hola: te preguntaras quien soy al pasar los años que son muchos y te he vuelto a encontrar por este de las redes sociales,n o imagine todo lo que has hecho en el pasar de estos años,eres muy importante al parecer,espero o quizas ya no te acuerdes de mi,soy liliana nosotros fuimos de esos pololos de la aquella juventud ,cuando tu eras recien militr en la escuela militar,recuerdo que me decias que te iris a la escuela de ingenieria de pte alto,luego estuvistes en la escuela alta montaña en los andes,la ultima vez que nos vimos fue en la escuela de pte alto,espero con estos datos que aporte este mensaje te cuerdes de mi de quien soy,,quizas algo mas par portar que mi pdre er carbinero ,muy rigido,que grato de haberte encontrado despues de tanto tiempo espero que lees este mensaje y recibir alguna razon tuya,algo mas vi tus fotos,al parecer los años no pasan por ti,te vez muy interesnte ,bueno estaras csado y con hijos ,yo aca sigo viviendo en el mismo lugar,bueno esperando que me envies una razon aunque sea un hola par saber si te acuerdas algo de mi,,yo de ti guardo gratos recuerdos,te saluda atte. liliana cofre solari

    este es mi correo,jecalcoqueta@hotmail.com

    Respuesta
  • el 25 agosto, 2012 a las 00:28
    Enlace permanente

    MI capitan, soy Cardenas Selti, de San Pedro de Atacama. Mi capitan le he enviado mensajes pero no tengo mensajes, le he hablado a los demas camaradas que he encontrado su pagina web, favor quisiera saber añgo de para que crean que le he enviado mensajes…gracias

    Respuesta
  • el 30 julio, 2018 a las 17:17
    Enlace permanente

    Hola,yo quisiera saber si alguien recuerda a un señor que Trabajo en la carretera austral,su nombre jose osvaldo levicoy levicoy ,estoy buscando paradero de el ya que desde la decada del 70 no lo vimos mas,ahora nos enteramos quw posiblemente trabajo alli

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *