Ibáñez cosechará las viñas más cercanas al Polo

El mosto ya está en tierra patagona y se perfila como ‘el más cercano al polo sur en todo el planeta’. En un formato de plantación no tradicional, las cepas tintas y blancas de este emprendimiento familiar conviven con calafates y la vegetación autóctona de nuestra zona.

Por Jorge Díaz Guzmán

 

   Las primeras vides habrían sido introducidas en la Capitanía General de Chile entre 1541 y 1554. De acuerdo al científico francés Claudio Gay, las plantaciones iniciales se realizaron en la ciudad de La Serena antes de 1548, siendo cosechadas las primeras uvas durante el año 1551. La ubicación exacta las sitúa entre los 42º y 39º latitud sur.

   Cuatrocientos 62 años después, por primera vez, se experimenta con cepas en la Región de Aysén, pensando en plantaciones destinadas a la producción de vinos en la latitud 46º 21’ Sur, es decir, en plena Península Levicán, comuna de Río Ibáñez, en la Patagonia central de Chile.

   En el cono sur de nuestra América, las experiencias más australes llegan a la latitud 42º 40’, en Argentina. Y al otro lado del planeta está Nueva Zelanda, en latitudes similares a la Península Levicán de la Región de Aysén, donde la industria vitivinícola ha tenido un buen desarrollo, aprovechando condiciones climáticas y agroecológicas análogas. En tanto, en el hemisferio norte las características de la zona de Borgoña, en Francia, así como el norte de Alemania, permiten producciones vitivinícolas de gran calidad, especiales para zonas frías, lo que indica, que el proyecto iniciado en nuestro territorio, por el médico Guillermo Schwarzenberg Schmid debe prosperar.

 

Para mesas exigentes

 

   Para Samuel Barros, ingeniero agrónomo, enólogo y máster en Viticultura de la Universidad de California, en Davis (EEUU), este proyecto es absolutamente viable y las primeras cosechas de uvas se tendrán el 2012.

La plantación no tradicional de los viñedos incluye varas de coligüe y una protección especial.

   “Estamos en presencia de un lugar que ofrece excelentes posibilidades para hacer emerger una producción de vinos a baja escala de gran valor, sin duda, serán muy apetecidos por quienes gustan de vinos especiales, además la marca Patagonia lo instalará en las más exigentes mesas. No hay duda que los pobladores de Levicán podrán diversificar su economía con una alternativa que será muy interesante a nivel local”, dice el experto en viñedos.

   Las especies que se plantaron en Levicán son Pinot Noir, Sauvignon Blanc, Chardonnay, Riesling, Syrah y Viognier, todas variedades muy cotizadas por los sommeliers y que se producen con gran calidad en Nueva Zelanda y Francia, principalmente.

   Además, el concepto utilizado no invade la flora existente, no se trata de parronales tradicionales, lo que se hace es que puedan convivir las vides con la vegetación existente, algo así como establecer una relación afectiva entre parras, calafates, paramelas, huautros y demás vegetación, una plantación muy poco invasiva, orgánica y biodinámica.

Guillermo Schwarzenberg Schmid es hoy pionero en la plantación de las vides más australes de Chile y el mundo.

   La idea, dice el médico impulsor de la iniciativa “es generar el mínimo impacto, tal como hoy los campesinos de este lugar lo hacen con otras especies frutícolas. Este es un proyecto familiar, que no pretende transformar conductas productivas, pero si poder generar algo integrado a lo que hoy hacen los vecinos de este lugar tan especial, queremos ser parte de esta comunidad, porque hace muchos años venimos a pasar  momentos de veraneo y de esparcimiento. Aquí tengo buenos amigos, que conocí cuando era médico rural y queremos mantener esa relación de convivencia tranquila y afectiva, que hemos construido con el tiempo”, señala Guillermo Schwarzenberg Schmid.

 

Chilean Patagonian Wine

 

  Ciertamente la Patagonia se está convirtiendo en la nueva frontera de la industria vitivinícola. Ya en Argentina hay pioneros en el rubro desde principios de la década, y la provincia de Chubut, en el paralelo 42 y a 300 metros de altura es uno de los nuevos ‘terroir’ en que se incursiona al otro lado de los Andes.

  Pero mirando hacia el Pacífico, las vides europeas pareciera que hoy también podrán contar con un refugio que se caracteriza por mesetas con serpenteantes ríos y pequeños valles, entre zonas  montañosas y suelos pedregosos y aluvionales.

   Aunque a primera vista todo ello parece adverso y amenazante para los viñedos, enólogos y productores han vislumbrado condiciones favorables a partir de variación entre días calientes y noches frías que potencia el aroma de los vinos, y les otorga una “acidez interesante”, donde más que calor es el sol lo más importante en la maduración de la uva. De hecho, los expertos vitivinícolas reconocen en la Patagonia una zona en que predomina el clima frío y los veranos marcados, perfil que ofrece días muy largos, noches frescas y cortas, y una amplitud térmica que puede llegar a los 20° C, con bajas promedios de hasta -8° C ó -10° C, y altas que superan los 30° C.

   Se suma a lo anterior el que lo estepario de Aysén también aleja el desarrollo de plagas y enfermedades, favoreciendo la posibilidad de producir cultivos y vinificación de productos orgánicos.

  Así, ha sido la audacia de productores que desafían las condiciones de este territorio en el extremo sur del continente, visionando el aprovechamiento de las condiciones para exaltar la uva y su desarrollo.

   Todo lo anterior puede implicar un favorable proceso de maduración de la uva. Y es que estas «tierras del viento» se presentan como óptimas aliadas estratégicas para estas auténticas, definidas y patagonas vides.

12 comentarios en «Ibáñez cosechará las viñas más cercanas al Polo»

  • el 7 noviembre, 2010 a las 15:37
    Enlace permanente

    Mi papá,en Chile-Chico el año 1957 mas o menos, plantó como 10 parrones, de los cuales las uvas no crecieron mas grandes que una avellana. Como mi viejo era mas agricultor que productor de vino, no se intereso en el tema….quiero dejar de manifiesto que no quiero polemizar, sino recordar que ya en ese tiempo ya habia alguien que queria agregar algo nuevo en cuanto a frutas, tampoco existian los invernaderos. El cambio climatico ayuda mucho …en la region ya no empieza el invierno en marzo y termina en agosto, como hace al menos 15 o mas años atras…saludos a todos los lectores de «El Patagon Domingo»

    Respuesta
  • el 7 noviembre, 2010 a las 18:24
    Enlace permanente

    Señor Director:
    Con orgullo vemos que los emprendedores en Chile se encuentran en todos los lugares y son de los mas diversos oficios.
    El que este médico con genes europeos (a juzgar por los apellidos) inicie un proyecto vitivinicola en la región de Aysén es una muestra mas de que en nuestro pais, con teson, trabajo duro y honestidad, es posible emprender los proyectos mas desafiantes y ambiciosos que una mente creativa e iluminada sea capaz de imaginar.
    Felicito al señor Schwarzemberg por esta iniciativa y me suscribo para adquirir las primeras cosechas del austral mosto.
    Atte.
    Michael Schmid

    Respuesta
  • el 7 noviembre, 2010 a las 23:03
    Enlace permanente

    Quiero felicitar a mi colega el Dr. Guillermo Schwarzenberg por su iniciativa, creo y espero que resulte un éxito porque estas iniciativas son fundamentales para el desarrollo sustentable de la región y además amistoso con el medio ambiente.

    Respuesta
  • el 9 noviembre, 2010 a las 11:34
    Enlace permanente

    Felicitaciones Guillermo por tu iniciativa, desde Copiapó un corazón Coyhaiquino se hincha de gozo al ver tus logros, pronto espero ver los frutos de tu cosecha. Que valioso es ver como particulares luchan para ser innovadores y se atrevan a creer en nuevos proyectos. Suerte y éxito.

    Juan RAMIREZ
    Copiapó-Chile.

    Respuesta
  • el 9 noviembre, 2010 a las 15:53
    Enlace permanente

    Estimado Guillermo:
    Desde el extremo norte (Calama), quiero felicitarte y a la vez desearte mucho éxito en esta nueva aventura junto a tu querida familia.
    Gente arraigada como tú es la que se necesita para hacer grande a Coyhaique.
    Espero poder visitarlos cuando salgan las primeras botellas y celebrar tu éxito.

    Juan Carlos Peña P.
    Calama-Chile

    Respuesta
  • el 9 noviembre, 2010 a las 17:25
    Enlace permanente

    Felicitaciones Guillermo, mi estimado amigo. Que buena idea. Posiblemente la producción sea muy baja, pero por lo mismo tendrá un precio más que interesante. Pronto ya no podremos decir que en la Araucanía se produce el vino mas austral. Mucha suerte. Fernando Castro Vargas

    Respuesta
  • el 9 noviembre, 2010 a las 17:32
    Enlace permanente

    Sin duda un proyecto tan emprendedor como Innovador y que puede traer consigo un importante impacto económico para la Región de Aysén. Le deseo a Guillermo los mejores deseos de éxito en tan desafiante empresa y espero algún día degustar los productos resultantes.

    Respuesta
  • el 10 noviembre, 2010 a las 14:01
    Enlace permanente

    «Don» Guillermo….así le pondría al primer crudo que se obtenga . Al igual que otros que ya están reservando lo que será la primera cosecha…me inscribo con una caja de cada cepa diferente…¡si es que queda algo!.
    ¡Felicitaciones pionero!…Esa es la gente que necesitamos…los verdaderos «Do it the chilean way»….no como los del Fútbol….

    Respuesta
  • el 23 noviembre, 2010 a las 12:44
    Enlace permanente

    Muy buena noticia, ahora sí que podemos ser una república independiente, sólo nos faltaba el vino, mucha suerte , y esos si que son gauchos…

    Respuesta
  • el 1 diciembre, 2010 a las 11:43
    Enlace permanente

    felicitaciones por la iniciativa, que contribuye a posicionar a Aysén, mi tierra de orígen.

    Respuesta
  • el 24 octubre, 2011 a las 13:53
    Enlace permanente

    Estimados, muy interesante el artículo. es posible que me envíen el correo electronico del Sr Guillermo Schwarzemberg? Muchas gracias. Pablo Morandé.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *