¡Richard volvió a la vida!

No era ni el más joven, ni el más extrovertido, pero sí el más austral, el único patagón que pasó a la historia, tras sobrevivir 70 días bajo miles de toneladas de roca y tierra, a 700 metros de profundidad. 

Por Equipo Periodístico EPD

 

   En menos de 24 horas, Chile demostró al mundo lo imposible. El inédito salvamento de 33 mineros, 32 chilenos y 1 boliviano, que lograron retornar con sus familias a partir de la maratónica operación ”San Lorenzo”.

   A las 19:20 horas del miércoles 13 de octubre es rescatado el minero n°27, Franklin Lobos. Sólo quedan bajo tierra, 6 de los 33 obreros que permanecieron más de 2 meses atrapados en la Mina San José, de propiedad de la empresa San Esteban. Uno de ellos es Richard Villarroel Godoy, el n°28 en la lista del histórico operativo que los devolvería con vida a la superficie. Afuera, ansiosa espera su madre Antonia Godoy, y sus hermanos: la pequeña Antonia Ramírez, de 11 años, y su hermano Mauricio de 27 años.

Una de las primeras imágenes que llegaron desde los 622 metros del yacimiento colapsado el 5 de agosto pasado.

   La cápsula Fénix 2 retorna al fondo de la mina. Son las 19:32 horas y Richard está con su traje especial, el cinturón biométrico que controlará sus signos vitales, las gafas protectoras a los rayos ultravioleta, y el arnés que lo asegura para el desplazamiento que lo llevará de retorno a la superficie. Exactamente a las 19 horas con 34 minutos inicia el ascenso.

   Los próximos 9 minutos y medio, Richard los pasa recorriendo los 622 metros que tienen un ángulo de 80 grados durante el trayecto al reencuentro con su familia. Son las 19:45 horas y ya se sienten gritos de alegría de Richard quien se comunica con los rescatistas, mientras se acerca rápidamente desde el fondo del tubo, para aparecer en segundos dentro de la cápsula tricolor.

   Dos minutos más tarde, el joven mecánico coyhaiquino se funde en un abrazo con su madre y su hermana. Es el momento en que ya transcurren 20 horas y 25 minutos de rescate histórico jamás visto y que comenzó el martes 12, a las 23:10 horas.

 

¡Gracias Coyhaique!

 

   Una madre de 46 años y una pequeña hermana de 11 años lloran de alegría junto al minero rescatado. Richard Reinaldo Villarroel Godoy las vuelve a abrazar bajo el trapecio del huinche que lo sacó de las entrañas de la tierra, para acto seguido levantar una bandera chilena con dedicatorias como “Coyhaique te espera, Fuerza”, y la frase “Patagonia Chile”.

   “¡Gracias Chile, Gracias Coyhaique!”, grita Richard, demostrando en esos primeros segundos de aire puro que el sentimiento e identidad patagona permanece intacta dentro de él. Confiesa, en esos primeros instantes, que ayudaba a escribir a sus compañeros algunas cartas que cada uno enviaba a sus familiares durante los 70 días de eterna espera.  

   Todo comenzó el jueves 5 de agosto. Y sólo 17 días después hubo contacto con los 33, y la certeza de que todos estaban vivos. Era el 22 agosto, y la Región de Aysén seguía con expectación los primeros contactos con los mineros.

   Richard Villarroel se desempeñaba como técnico mecánico hace 2 años en la empresa San Esteban, en la Región de Atacama. Con 21 años había llegado al norte del país, para consolidar una mejor opción laboral. Oriundo de Coyhaique, Villarroel había trabajado en la mina Cerro Bayo de Chile Chico, y todo ese tiempo sólo había tenido contacto con su madre por teléfono.

   Atiborrados en la explanada de la Mina San José, las cadenas más importantes del mundo trasmiten en directo la señal vía satelite o por internet, titulando en pantalla Breaking News, Live, En Vivo, Urgente; son las alertas que Fox News, Telesur, Globovisión CNN Internacional y NBC dan a sus públicos. Parte de esa transmisión a todo el planeta, por 6 minutos, estuvo centrada en Richard, quien a mediados de noviembre próximo será papá de su primer hijo.

   Tal vez en ello pensaba este coyhaiquino de 26 años, cuando se grabaron las primeras imágenes bajo tierra en agosto pasado. Con el torso desnudo, y con evidente dificultad anímica para enfrentar la cámara desde el taller en que se mantuvieron unidos los 33, envío su saludo a los suyos: “…para mi señora que está esperando en la casita con su guatita y decirle que la amo mucho, (Richard se quiebra por un momento y un colega le anima “vamos compadre, vamos”)… y que voy a salir pronto… los amo mucho, ¡chao!…”

   Dana Castro, la polola de Ovalle que conoció el año pasado y que espera su primogénito, no estuvo afuera de la mina esperándole, pero si le dejo saber que en las últimas semanas de gestación del pequeño Ricardito, todas las fuerzas apuntaban a un sólo deseo: “quiero que salga y que venga a conocer a su hijo cuando nazca”.

 

Misión Cumplida

 

   Son las 21:55 horas del miércoles 13 y asciende Luis Urzúa, el último minero rescatado, el n°33. Luego de 22 horas y 35 minutos, la Operación San Lorenzo es un completo éxito. En Coyhaique, suena la alarma de Bomberos como señal del que el gran rescate culmina y las caravanas de vehículos recorren las calles tocando incesante las bocinas, con banderas y vítores de alegría y celebración por la misión cumplida.

   “Me siento orgulloso de ser chileno (…) y le entrego el turno como habíamos conversado y como jefe del país le pido que esto nunca más vuelva a ocurrir…”, señala Urzúa, el jefe de turno, que fue recibido por el mandatario al retornar a la superficie.

   Sería, sin embargo, hasta las 00:32 horas, del jueves 14, cuando emerge por la chimenea, construida por ingenieros y técnicos chilenos, el sexto y último rescatista que deja la mina, Manuel González pisa nuevamente la explanada de la Mina San José y concluye la tarea país, luego de 25 horas y 22 minutos.

 

La minería en Aysén

 

   La Región de Aysén, entre sus diversas áreas productiva también incluye la minería, es así como en la actualidad existen 2 explotaciones, una a cargo de la Minera El Toqui, que extrae plomo, zinc y oro; y Cerro Bayo, que principalmente se dedica a la extracción de oro.

   Pero la minería local se inicia, en el primer tercio del siglo pasado con la explotación de diversos yacimientos polimetálicos en la cuenca del Lago General Carrera, siendo la primera conocida como Puerto Cristal, que llevó el nombre de “Silva”, en recuerdo al explorador Antolín Silva Ormeño. Luego se siguieron otras exploraciones mineras en Puerto Sánchez y Guadal, donde se explotó el plomo y el cobre.

   Incluso la región tuvo su propia Codelco, cuando diversos yacimiento mineros pasaron a propiedad de la Corporación de Fomento de la Producción, bajo el nombre de Empresa Minera de Aysén, activo que fue privatizado en la década del ‘90.

  Toda la producción minera hasta finales del 1950, se exportaba a través del Puerto Deseado, hoy a 50 años, toda la producción regional se exporta a través de nuestro principal conexión marítima regional, Puerto Chacabuco.

  

Conflicto local

 

   Hace unos días, mientras todos estábamos pendiente del rescate de los mineros en Atacama, aquí a más de 2 mil kilómetros de distancia, 280 trabajadores mineros de la compañía minera de capitales canadienses Breakwater Resources, que explota la Mina El Toqui, participaban de una huelga legal, que duró casi una semana y donde la cobertura noticiosa fue casi nula. Sin embargo, las medidas de presión de los mineros de la región tuvieron efectos y lograron firmar un acuerdo que se lo dedicaron a los 33 mineros de la Mina San José.

   El conflicto local no estuvo exento de controversias, ya que los dirigentes emplazaron duramente a las autoridades sectoriales regionales, especialmente a la seremi de Minería, la geóloga Victoria Moya, a quien acusaron de colocarse al lado de los intereses de la empresa, argumentando que ella se  había  desempeñado como profesional de la empresa minera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *