Patricio Silva Armanet, y el difícil diagnóstico del turismo de Aysén

Con un diagnóstico no muy optimista, el representante del turismo en la zona llama a romper el estancamiento de esta industria en la Región de Aysén, a levantar la competitividad y que la marca Patagonia Aysén gane su espacio en los mercados. En todo ello, hace un ‘mea culpa’ del gremio, pero asigna una buena parte de la tarea a que las autoridades locales también aporten con lo que aún no concretan.

Por Jorge Díaz Guzmán

   Patricio Silva Armanet, es un empresario que se reconvirtió de la carrera funcionaria. Fue sectorialista del entonces Odeplan en la década de los ‘80, periodo en el cual conoció gran parte del territorio, que según dice, le cautivó a tal punto, que inició un proyecto turístico pensando en la Patagonia en desmedro de proyectos en la gran empresa santiaguina. Es un ingeniero comercial de la Universidad Adolfo Ibáñez, que se empecina por sacar adelante la incipiente industria turística regional.

   Cuando se habla de la industria, señala categóricamente que en la región su sector está ‘en pañales’, que de las 586 empresas, todas están en su etapa de partida, “somos todas empresas pymes, mini-pymes y familiares”, asegura.

   Su esfuerzo, dice, está en consolidar una propuesta común con la Multigremial, porque es una instancia que le da espaldas a todos los sectores económicos y que es un espacio donde puede trabajar unido todo el sector privado de la región.

   EPD conversó con el presidente del gremio turístico de la región, justo cuando el 27 de septiembre se conmemoraba el Día Mundial del Turismo, fecha que -a su juicio- no se relevó como debiese, dice que los organizadores ni siquiera les invitaron a la cena oficial y que la industria desgraciadamente ha sido dividida.

Si tuviéramos que hacer un diagnóstico, ¿en qué estado de salud está la industria?

   Está en un nivel de desarrollo de 0,1 de su potencial de desarrollo. De las 586 empresas solo un pequeño porcentaje tiene característica de empresa como tal, las demás somos pequeños emprendimientos que con mucho esfuerzo y trabajo estamos impulsando el turismo, pero el potencial de la Patagonia supera el que puedan tener, por ejemplo, nueva Zelandia, el horizonte de la Patagonia desde Chaitén a Tierra del Fuego es enorme. Ahora lo que tenemos que trabajar es cómo salir de este estancamiento que la industria tiene  en nuestra región.

No obstante, la región tiene productos turísticos de clase mundial, ¿qué falta para que se consoliden las empresas?

   Es un tema complejo, pero hay que trabajar, como en todas las cosas y mejorar los servicios. Yo puedo transmitir mi experiencia. Las deficiencias logísticas se suplen con servicio, atender de buena manera a los clientes. Ahí está la clave, el comportamiento de quiénes atienden, es el detalle que supera las deficiencias. Eso hay que enseñarlo con fuerza…

¿Qué hace la Cámara para superar esto en sus asociados?

   La verdad es que poco, hay que reconocerlo. Tenemos debilidad en la oferta y eso hay que superarlo con urgencia. Hemos realizado talleres y encuentros para trabajar algunos temas que sabemos se requiere mejorar, pero falta mucho todavía. Eso no basta, hay conceptos nuevos como la producción limpia, la trazabilidad y niveles de calidad que debemos reflejar objetivamente, sólo eso nos hará más competitivos y avanzar en nuestro negocio. Los diagnósticos y las soluciones debemos validarlas con expertos con la gente que ha sistematizado los procesos de nuestra industria.

Otro de los productos que tenemos en la región, son los parques nacionales, ¿cómo la industria los incorpora a su oferta, no hay ahí un recurso subutilizado?

   Ese es un trabajo que debemos hacer en conjunto como región, es urgente poner en valor esas miles de hectáreas de parques e incorporar al sector privado a través de concesiones para su uso, es la fórmula que funciona. Para ello hay que hacer reformas legales importantes, incluso en la ley ambiental que permita que algunas mitigaciones ambientales lleguen a los parques.

Está claro que un aporte del éxito de la industria turística deben ponerla el empresario y la otra el Estado, ¿cómo está esa otra fase, por ejemplo, la conectividad, un elemento clave para acceder a los productos que esta región tiene?

   Yo creo que es uno de los temas que debemos superar, sobre todo en los extremos de la región, en el norte Chaitén y en el sur Chaitén, éste es un factor que nos ha provocado dificultades, sobre todo a los que no tienen el vigor de la juventud. Desgraciadamente hay empresarios que se cansaron de esperar las mejores condiciones y están vendiendo su esfuerzo, lodge, cabañas y complejos turísticos que están a punto despegar. La entrada norte, por ejemplo, hoy no existe, y ahora se volverá al concepto de los años ‘80, con 2 transbordadores, pero al menos tendremos conectividad, que tendrá resultados ya no en esta temporada sino en la próxima. Tenemos que volver a los niveles de antes de la erupción del volcán Chaitén.
   Hay que entender que la entrada por los extremos es la gran solución al turismo local, es la única forma de aumentar los flujos.

Otro factor que ayuda es la promoción, ¿qué evaluación tiene el empresariado?

   Siempre ha sido débil, por lo que hay que focalizar, si son pocos recursos hay que apuntar a los mercados correctos, hay que saber usarlas bien, nosotros los privados hacemos lo que podemos en esta materia.
   Con quien nos comparemos, Chile está por debajo de lo que hacen nuestros vecinos y quienes tienen este tipo de oferta turística.

“Falta una estrategia”

¿Cómo está la vinculación de la institucionalidad pública con la industria?

   Hay una vinculación en las instancias de  algunos instrumentos y espacios de participación, pero no existe una buena relación público privado todavía, ahí hay un tema que hay que subsanar. Falta una estrategia, un plan de turismo, yo creo que el problema está todavía en la parte pública.

   Desgraciadamente no se trabaja en la sintonía fina, hay que definir a qué mercado apuntamos, cómo, cuándo, en fin, hay que ver en detalle. Lo que se ha hecho es disparar a la bandada y se contrata a una agencia, pensando que ellos pueden hacer las cosas bien. Se está apostando por segunda vez a la agencia Hill & Knowlton Captiva, y nosotros como Cámara, esta vez, votamos en contra de esa licitación, porque no se alcanzaron los resultados propuestos en la primera oportunidad y ahora el plan que propuso lo encontramos muy vago y muy poco aterrizado, y no obstante esas observaciones, le adjudicaron la licitación, entonces ahí hay una falla del sector público, que  no debió apoyar a esta empresa.

   Ahora también hay cosas buenas en el plan, no quiero decir que todo está mal, el programa de Brasil, por ejemplo, está bien orientado y hay que apoyarlo.

Todos coinciden que la marca Patagonia es el producto que vende en el mercado mundial, ¿qué pasa con la integración de la Patagonia chileno-argentina, fórmula para despegar con el turismo en Aysén? ¿Los productos son complementarios o competitivos?

   Por el momento es competencia, ha habido una competencia de la industria argentina hacia Chile, por precio y porque ellos están mejor posicionados en los mercados, su ruta de Península Valdés Calafate, Perito Moreno, Chaitén, son hitos que están muy bien aprovechados, pero los turistas dicen: “¿qué más hay en Patagonia?”… Y desde hace un tiempo está en la ruta Torres del Paine, Cordillera Darwin…  ¿y qué más hay en Patagonia? se preguntan los patagónico-dependientes, que hay muchos. Y recién ahí aparece Aysén, pero se encuentran con tarifas muy altas en traslados, eso es una barrera. Entonces lo que hay que hacer es competir ese mercado.

Precios, parques y dydimo

La industria del turismo de cruceros, dice que el valor de los atraques son muy caros y que la restricción de la ley de casinos ya no hace interesante el negocio y están disminuyendo sus recaladas, ¿afecta esa medida al turismo regional?

   Para un sector de nuestra industria ese mercado es muy interesante, el transporte, guías, restaurantes artesanías y comercio en general, sobre todo en el eje Aysén-Coyhaique. Pero en lo personal, yo creo que esa es una excusa, la real razón está en la crisis económica mundial, ellos tienen menos demanda por una coyuntura internacional. Y claro es una oportunidad para pedir que los liberen y tengan menores precios en los puertos, pero una vez que se recupere la economía mundial ese mercado se va a reactivar.

¿Cuál es la posición de la Cámara respecto a los parques privados, como los implementados por Tompkins en Pumalín y en Cochrane?

   Esta actividad está en discusión al interior de la Multigremial, necesitamos información de lo que se quiere hacer en la Estancia Chacabuco, porque al parecer es distinto a Pumalín, que sí generó un destino en la entrada norte de la región. La Multigremial quiere tener más antecedentes respecto del parque del sur y nosotros estamos trabajando en equipo con otros sectores económicos y éste atraviesa nuestra organización.

La pesca deportiva es una gran industria para todos, pero al parecer las regulaciones existentes no han sido eficientes para evitar la llegada del dydimo, un alga que se supone arribó en los aperos de pescadores extranjeros…

    Estamos muy preocupados y estamos trabajando con el CIEP para evitar este tipo de situaciones, y debemos proteger nuestros recursos. Los operadores de la pesca deportiva también han tomado conciencia y estamos todos estudiando las fórmulas para protegernos adecuadamente. Es algo que nos preocupa mucho, los ríos no sólo son para la pesca, también para navegar y disfrutarlos en otras formas.

¿La industria acuícola, colisiona con el turismo?

   En algunas áreas si, claramente. Ahora la nueva ley, en la cual participamos activamente, donde se incorporaron algunas de nuestras indicaciones, establece algunas normas que son positivas para todos. La idea es convivir y para ello hay que relocalizar algunas concesiones, bajar la densidad para evitar enfermedades y la  microzonificación del borde costero, para que nuestra industria también pueda desarrollarse.

Caballo de Troya

¿Los proyectos hidroeléctricos, son una amenaza para la industria o se puede convivir con ellos?

   En este tema no hay una unanimidad, no todos opinan igual en la Multigremial, nosotros como sector hicimos una asamblea para tomar una definición, pero mi opinión en esta oportunidad será como Multigremial. Ahí estamos compartiendo una visión donde se consensuaron 7 puntos que son las condiciones mínimas para que estos proyectos no nos maten la industria. En el caso nuestro, debemos defender la naturaleza, nuestro ambiente prístino. Es una amenaza para nuestra industria si nos ponen las líneas paralelas al camino, porque esto es como el Caballo de Troya, no queremos que se llenen de represas, sabemos que hay 17 proyectos en carpeta, entonces lo que pase con una, pasará con el resto. No es un tema menor y no se restringe a Hidroaysén o Energía Austral, es un tema que se debe abordar como toda la Patagonia e impacta en la imagen, eso debemos cuidarlo, y atraviesa a otras actividades económicas.

   Estos proyectos son buenos para Chile, pero pésimos para la Patagonia, tal como están planteados, unos más que otros. Por ejemplo con la Multigremial establecimos que las líneas no sean visibles, que no pasen por terrenos privados productivos, no queremos expropiación de nuestro patrimonio. Pero estamos trabajando con mucha claridad con los titulares de los proyectos y tendremos todas las reuniones que sean necesarias, pero como Multigremial, incluso incorporando a la CUT y a los vecinos organizados.

2 comentarios en «Patricio Silva Armanet, y el difícil diagnóstico del turismo de Aysén»

  • el 3 octubre, 2010 a las 10:09
    Enlace permanente

    Ayer en el Seminario sobre los Desafíos de Aysén, el Gobierno Regional hizo una presentación donde mencionó para el desarrollo del turismo: conectividad, mejora de puertos, mejora y certificación de calidad en los servicios turísticos. Faltó más énfasis en los planes de manejo y el desarrollo turístico en las áreas silvestres protegidas. No mencionaron para nada la implemetación de las políticas diseñadas para el desarrollo del turismo ni la visión territorial para descentralizar el desarrollo del turismo.
    Aysén es una región muy extensa y a lo que menciona Patricio Silva hay que sumarle que hay que continuar descentralizanado el desarrollo turístico hacia las zonas más extremas de la región, que no todo se haga o se decida en Coyhaique.
    Algo que no muchos saben es que se acaba a finales del 2010 el programa Chile Emprende. En el norte de nuestra región, La Junta, Puyuhuapi, Raul Marín y Lago Verde (y nuestros socios estratégicos de Alto Palena) participamos desde el 2006 en un gran esfuerzo y dinámica público privada a través del Territorio Emprende Cuenca del Palena-Queulat. Los fondos permanentes y coordinados para financiar el gerente territorial y apoyar acciones de nuestro plan de desarrollo territorial se acaban. Existirán otros mecanismos para reemplazarlos desde algunos servicios puntuales (quizás SERCOTEC o la gestión de destinos de SERNATUR?) o desde el Gobierno Regional directamente, pero hay que planearlos desde ya. No sólo no debemos perder la posibilidad de continuar trabajando de esta manera (público, privada, municipal) sino que esta forma de trabajo debería extenderse igual al sector silvoagropecuario. Esperemos que el Seremi de Economía que tiene bajo su alero tanto a SERNATUR y SERCOTEC, socios estratégicos para esta mesa territorial (junto con todos los demás servicios, por supuesto, incluyendo a CONAF) logre asegurar que nuestra mesa territorial se conserve a pesar de la eliminación del programa.
    Si no, para pueblos como el nuestro, a los problemas de conectividad después del volcán Chaitén, la crisis económica de otros países, la pérdida de posicionamiento de Chile como destino turístico por la tasa de cambio, la competencia de otros destinos y los efectos del terremoto, localmente nosotros tendremos que añadir el cierre del programa Chile Emprende.

    Respuesta
  • el 17 julio, 2015 a las 12:08
    Enlace permanente

    Mi opinion es que para que se desarrolle tiene que venderse mas en el extranjero hace muchos anos conoci a Patricio Silva Armanet y su proyecto y mi opinion es que tiene que abrirse y exponerse mas a las ferias turisticas en el extranjero.
    Atentamente.
    Thams

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *