Intendenta repasa los primeros 6 meses de gobierno

A medio año de su llegada a la Intendencia de Aysén, Pilar Cuevas realiza un balance de su gestión y de los puntos que han marcado el quehacer del gobierno. Qué pueden esperar los funcionarios de la Concertación en ejercicio, las proyecciones económicas y que tan fácil es llegar a su despacho para un ciudadano o una organización. EPD se lo consultó.

Por Jorge Inzulza R.
Fotos: Archivo EPD

   Casi como si sonara un timbre, los miembros del gabinete regional se van raudamente a almorzar, y van dejando el edificio de Intendencia cada vez más vacío. Son pasadas las 13 horas, y la intendenta Pilar Cuevas se traslada a su oficina, a recibir a El Patagón Domingo para revisar con la perspectiva del tiempo, su gestión como cabeza del gobierno regional en Aysén, a partir del 11 de marzo de este año.

¿Cómo ha sido la respuesta en su círculo más cercano, durante estos 6 meses de gestión?

   Desde el punto de vista familiar, son bien altos los costos. Cuando el Presidente nos pidió que asumiéramos este desafío sabíamos que iba a ser 100 por ciento el tiempo, por lo menos durante este primer año. El “24/7” es de verdad, y se requiere para hacer andar un aparataje tan lento como el Estado y tan lento para hacerlo reaccionar, según lo que nos mandató la gente.

   Nosotros ganamos, porque propusimos un estilo de gobierno que la ciudadanía ha demandado, más cercanía, más terreno y eso nos demanda todo el tiempo, especialmente aquí en Aysén.

En el marco de ese trabajo ¿hay un sello de esta gestión?

   No me corresponde a mí decirlo, pero me han manifestado en las comunidades que hay una forma más rápida de hacer las cosas. Con los seremis, el hecho de que estén mucho en terreno y se resuelvan cosas que habían estado durmiendo hace 15 ó 10 años demuestra que a la región hay que colocarle acelerador.

   La región necesita dar vuelta cifras que no nos acompañaban, se recibió la región de acuerdo a los indicadores macroeconómicos y la idea es revertirlos durante este año.

¿Cómo se vive el cambio de ser consejera regional y trabajar junto a intendentes de la Concertación, a estar en el otro lado como cabeza del gobierno regional?

   Tengo una visión más clara de cómo es el Consejo y de cómo se deben aprobar o utilizar mejor los recursos del FNDR. Con una visión crítica de que muchas veces se aprobaron proyectos con grandes recursos, pero no priorizados según las necesidades de la región. Antes había una gran cantidad de recursos disponibles, y muchas veces se aprobaban proyectos porque “estaban” y no porque eran los mejores.

   Lo que yo he tratado de imprimir ahora, y ha costado, es que el Consejo entienda, al igual que las reparticiones y el mundo municipal, que hay que tener una visión y priorizar, y hacer los proyectos “aterrizados” en cuanto al gasto de los recursos. No es fácil, porque las necesidades son más de lo que tenemos. Hay que direccionar hacia dónde se quiere llegar con la región, para que los proyectos sean coherentes con esa visión. Pero mientras el Consejo Regional no asuma que el verdadero crecimiento económico está en fomentar el crecimiento del sector privado, vamos a seguir entrampados en esta dependencia absoluta del sector público.

“Ni benditos ni malditos”

¿Se vislumbran más cambios en los servicios públicos o en las seremías?

   Los secretarios ministeriales saben que son funcionarios de confianza, igual que yo, y en algún momento los ministros o el mismo Presidente de la República realizarán cambios si no se responde al sentido de la urgencia, pero ahora tengo muy buen equipo de trabajo.

   Hay muchas direcciones regionales que están en etapa de concurso público y esperamos hacer cambios. Hay servicios en etapas de evaluación también. Básicamente se han cambiado menos del 10% de los directores regionales de servicios, hay muchos funcionarios que son de la administración anterior, la gran mayoría han trabajado muy a la par y se han puesto a la altura de los desafíos.

¿Existen nombres definidos para futuros cambios dentro de esos cargos?

   Acá no existen ni benditos ni malditos, sino que evaluación constante de la eficiencia en la forma de desempeñar el cargo y obviamente si una persona deja de ejecutar bien sus funciones será evaluado para cambiarse.

¿La misma evaluación se aplicará a quienes se sumen a una seremía o dirección de servicio para no repetir lo sucedido con el primer nombramiento en la Seremi de Trabajo?

   A todos se les revisa cual es su historia, cual es su compromiso con el sector público. Obviamente la gente que viene del sector privado tiene distintos negocios que tienen que dejar para comprometerse y pueden haber inhabilidades o incompatibilidades. Pero seamos honestos, aquí ha habido una revisión “con lupa” más allá de la capacidad profesional de las personas.

   Me parece bien, en la medida que la ciudadanía o los mismos servicios, coloquen esa duda. Pero cuando se persigue a una persona no es sano, para cualquier lado. Aquí en la región, más allá de un partido político se necesita alguien comprometido con la región, necesitamos alguien que su partido sea “Aysén”.

Al principio de su gestión destacó que no se despedirían trabajadores sólo por el hecho de ser de la Concertación, pero según lo que manifiesta la ANEF ha existido reducción de personal por motivos políticos, ¿cuál es su percepción?

   Discrepamos profundamente, los despidos que ha habido son para cambiarlos por personas de mejor “expertise” técnica. Hemos sido extremadamente cautelosos y austeros, si uno revisa el número de funcionarios en la región y los despidos, da una cifra menor al 3%.

   Lo que debería marcar es cómo un funcionario hace su trabajo, los cambios que se han hecho son para poner un sello técnico para la ciudadanía. Aquí no se cuida el trabajo de uno u otro, aquí todos somos servidores públicos y se nos evalúa en cómo trabajamos para la gente de Aysén y en base a eso seremos cambiados.

Las cifras duras

La región, según el último boletín del INE, tiene un nivel de cesantía del 7%, y la acuicultura tiene una gran incidencia. ¿Hay planes de mejorar el espacio de zonas contiguas pesqueras?

   Sin duda, el tema de la protección del recurso pesquero para la región nos tiene a todos preocupados. Conversamos con el Ministro de Economía y constantemente con el subsecretario de Pesca, de cómo generar la reglamentación que nos permita regionalizar los recursos.

   Queremos que el recurso extraído en la región, sea aprovechado y manufacturado en Aysén, porque eso es lo que genera trabajo y crecimiento. Eso no se hace en 6 meses o en un año, el tema de las zonas contiguas es un compromiso heredado, pero esperamos que eso cambie  y que los recursos sean puestos en valor dentro de la región.

¿Existen planes claros acerca de cómo se invertirán los dineros de los fondos regionales y del FNDR?

   La inversión pública regional total es de más de $121 mil millones este año, y el FNDR es de $21 mil millones. Lo que tenemos aprobado este año, es más que el 2009. Es decir, ya en este año la cartera de proyecto está dentro de los $20 mil millones.

   Hemos tenido que hacer cambios de obra, porque los materiales tienen otro valor post terremoto, porque nos ha pasado que un proyecto está aprobado y al momento de licitarlo los insumos tienen otro valor, si una obra evaluada costaba $4 mil millones antes del terremoto, ahora hay que hacer aumentos de mil millones y nos restringe el resto de los presupuestos.

   Ahora, la ejecución del gasto se está haciendo de acuerdo al itinerario que teníamos, lo que es un gran logro después del terremoto. Yo quedo conforme con un FNDR que vuelve a $20 mil millones y la última cartera de proyectos con $6 mil 600 millones nos va a permitir iniciar a fin de años obras que van a tener un cambio significativo en el nivel de desempleo y en las cifras de crecimiento después del último trimestre.

Momentos álgidos

¿Cómo ha sido la relación en este periodo con los legisladores locales, por ejemplo con los de la Alianza como Antonio Horvarth y David Sandoval, con quienes hubo al principio críticas por los nombramientos en distintos cargos?

   Con el senador Horvarth hay una relación de colaboración mutua, al igual que el diputado Sandoval, hemos trabajado muchos temas, estamos de acuerdo en una visión, ellos son parlamentarios y lo han demostrado en los grandes temas.

   Ellos participaron y siguen participando en los nombramientos en cargos públicos, siempre. Pueden proponer y opinar, aquí hay cargos netamente políticos y otros técnicos. He recibido muchas sugerencias y aportes, y no sólo de los senadores y diputados, también del mundo productivo.

¿Y qué pasa con el senador Patricio Walker y el diputado René Alinco de la Concertación?

   En los grandes temas de región, hay una muy buena relación. Obviamente hay diferencias políticas con algunos, más profundas, pero la verdad es que con el senador Walker hemos trabajado muy bien. Es un hombre comprometido con la región y hemos colaborado en el tema educación, con becas.

   Cuando se trata de legislar para la región, ya sea por zonas extremas o cuando hablamos de la mesa de trabajo con el sector público para la nivelación de zonas, han estado los 4 parlamentarios cuadrados. Han estado a la altura.

En cuanto al contacto con la ciudadanía, existen críticas acerca de lo complejo que es tener una audiencia con la Intendenta, que incluso hay más de 500 citas que no se han llevado a cabo ¿eso es efectivo?

   Lo que hemos priorizado han sido los sectores productivos y organizaciones representativas. En un día hay hasta 10 audiencias de trabajo, y con un marco de respeto, y no pueden ser reuniones de 10 minutos. Yo lo conversé con otros intendentes anteriores y el nivel de audiencia que otorgaban era bastante menor.

   A veces citamos a audiencias sábado y domingo, y algunas organizaciones no tienen la disposición de venir. También la agenda Bicentenario ha reducido el número de audiencias.

   Debo tener atrasadas citas de un mes o un mes y medio, cosa que no me enorgullece, pero si comparamos con administraciones anteriores, había gente que lisa y llanamente no fue recibida. Mi intención es recibir a todo el mundo y pido comprensión y paciencia al agendar las fechas, pero si hay temas urgentes se les da el espacio.

 Visita Presidencial

Uno de los episodios que marcó la agenda local fue la visita del Presidente y los efectos que tuvo en la ciudadanía, con disturbios y detenciones. Con la perspectiva del tiempo ¿qué balance hacen de esa situación?

   La visita del Presidente fue en el contexto del Bicentenario con 3 actos muy puntuales, no estaba considerada con reuniones de trabajo en donde se iban a dar audiencias, como si lo está otra visita que está agendada dentro de este año, en donde van a haber reuniones en la medida de lo posible.

   Con la perspectiva del tiempo actuamos correctamente, se hicieron actos masivos, se entregó el proyecto Bicentenario, los títulos de dominio, la costanera de Puerto Cisnes, la barcaza de Puerto Ibáñez, ese era el contexto de la visita.

   Yo me he reunido con dirigentes y algunos tienen la claridad de que el Presidente no los puede recibir. Incluso he ofrecido coordinar citas en La Moneda, o hacer un trabajo con miras a una próxima visita.

Bicentenario heredado

En el contexto del Bicentenario, hay comentarios que apuntan a la falta de obras de mayor trascendencia, ¿son adecuadas  las obras y actividades que se realizan en la región para estas fechas?

   Nosotros recibimos un Bicentenario con pocas obras materializadas, hay algunas que están y que son más emblemáticas. El polideportivo de Aysén es algo muy concreto, son $6 mil millones, con calidad internacional y eso va a ser una herencia para futuras generaciones.

   El rescate del antiguo edificio público de Aysén, se coloca la primera piedra de la Casa de la Cultura de Coyhaique y el Museo por más de $1.800 millones. Pero lo más trascendental es la obra de conectividad con la Región de los Lagos por tierra, hay un acuerdo firmado, que permite que este verano se pueda viajar por tierra al resto del país. Es algo muy concreto y una gran obra Bicentenario.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *