Balanza comercial y actividad económica en Aysén

Por Claudio Díaz P.
Fotos: Agencia Imágenes de la Patagonia.

   “La industria en estos 2 últimos años, especialmente, este año yo diría, ha tenido una caída tremendamente significativa en las exportaciones y eso está asociado fundamentalmente al virus ISA”, dice al teléfono desde Puerto Montt, Carlos Odebret, gerente general de SalmonChile, refiriéndose a las cifras de la industria del salmón, pese a que sigue siendo el sector de mayor presencia en las cifras exportadoras del primer semestre de 2010 en la región. Y es que aunque aún se viven las consecuencias del complejo momento que golpeó a la acuicultura, cerca del 85% de todos los envíos de la Región de Aysén al exterior son productos provenientes del salmón y la trucha.

   Los números arrojan que nuestras exportaciones regionales totales, al año 2009 bordearon los US$400 millones, “monto que en los últimos 5 años evidencia un nivel de consolidación, más que duplica lo que ocurría hace 15 años atrás, es decir, en un periodo breve esta región esta duplicando sus exportaciones”, destaca Gabriel Aqueveque, director regional de Aduanas.

   Pero según el movimiento aduanero de la Región de Aysén, entre enero y junio de este año, los envíos al exterior los lideró la industria acuícola, con un 77,4% del total exportado, y eso que productos estrella como el salmón y la trucha congelada, y los filetes de pescado refrigerados o congelados mostraron una variación negativa por sobre el 20%, mientras el pescado ahumado (incluidos los filetes principalmente salmón y trucha) cayó a la mitad, respecto de lo exportado el primer semestre de 2009.

   Más atrás, y en segundo lugar, aparecen los envíos de minerales extraídos en la región, con un 20,6% de participación en los primeros 6 meses del año.

  Por ello resulta lógico que al revisar los retornos por lo vendido al extranjero desde la región, correspondan mayoritariamente a la industria acuícola: US$123 millones, de un total de US$160 millones.

Buscando el repunte

 

   La caída en las exportaciones locales, en un 10% este primer semestre, respecto del mismo periodo 2009,  se explica, según comenta Aqueveque, porque la acuicultura es nuestro sector exportador por excelencia, “pero lo más probable es que a mitad de año o con las cifras del segundo semestre puede que esta diferencia se recupere un poco, porque hay una clara tendencia positiva de recuperación de la industria minera de la región, sumado a eso va a entrar en operación la minera Cerro Bayo que había cerrado, producto de eso decayó la participación regional de nuestras exportaciones del sector minero y por otro lado, porque también hay una recuperación del mercado internacional (…) yo espero este 10% en el segundo semestre se atenúe un poco”.

    Japón (32,1%), EEUU (14,4%) y China (12,4%) son nuestros principales compradores. Eso sí, la caída en el mercado nipón (-33%) y norteamericano (-19%) en este semestre, reflejan el complejo momento que vive la región en la producción acuícola.

   Carlos Odebret, explica que el salmón del atlántico era el producto estrella en EEUU, el principal mercado de destino, “nosotros ocupábamos el 50% del mercado norteamericano hasta el 2009, entonces con el virus ISA, el año pasado y el año antepasado, tuvimos cosechas anticipadas, yo diría que se cosecharon en 2 kilos, 2 y medio kilos, o 3 kilos como máximo, eso generó un stock importante de salmón del atlántico en Chile que lo pudimos exportar. Pero esas cosechas anticipadas, naturalmente tuvieron efecto sobre las exportaciones totales de este año, es lo que hace que durante este año exista una caída del 30% en las exportaciones totales, como industria. Si bien hemos visto recuperación en el agua, en mejoras sanitarias”

   En cuanto al salmón coho, orientado al mercado japonés, no ha crecido significativamente en envíos, debido a una demanda “bastante definida”, que no permite un aumento de producción sin que afecte el precio a la baja. En el caso de las truchas, en parte remplazó la pérdida del salmón del atlántico, según el gerente general de SalmonChile, “duplicamos nuestras exportaciones de truchas a EEUU, y nuestro mercado principal estaba puesto en Rusia, y no era nuestro principal destino. Sin embargo, las exportaciones o el aumento en trucha no alcanzan a cubrir el déficit gigantesco que tuvimos en salmón del atlántico”.

Gabriel Aqueveque, director regional de Aduanas; Carlos Odebret, gerente general de SalmonChile y Fernando Guzmán, seremi de Economía.

Mejoras sanitarias

 

   Carlos Odebret admite, eso sí, que en el actual escenario sanitario, los resultados son mejores que en el momento previo a la crisis.

   “La mortalidad en promedio que tenemos hoy, en el caso del salmón del atlántico, es de un 0,8 a 0,9, mientras que lo que teníamos mensualmente, previo a la crisis del virus ISA, era cercana al 3% ó 4%, y en la mitad del virus ISA estábamos cerca del 8% mensual. Entonces, ha mejorado la condición sanitaria por estas medidas que se han ido implementando”, precisa el ejecutivo.

Aunque la industria salmonera ha dado un gran avance en diversificar el tipo de producto y con valor agregado en Aysén, este primer semestre, la región no vio una recuperación al depender de este sector fuertemente afectado.

    Aysén como región, tiene hoy la mayoría de la producción de salmón atlántico de Chile, según Odebret, cerca del 80% de esta especie se está cultivando en Aysén, lo que pone a la zona en una posición clave. De hecho, en términos de cultivo, antes la industria operaba un 80% de la producción en la Región de Los Lagos, hoy eso se revirtió y casi el 60% de la producción se está haciendo en Aysén, “en consecuencia la Región de Aysén tiene una posición estratégica tremendamente relevante para hoy, y para el futuro en el sector. Lo que hay que buscar de aquí en adelante es que esa condición permanezca, y para ello, básicamente se requiere que las condiciones sanitarias se mantengan en el tiempo”.

   Fernando Guzmán, seremi de Economía en Aysén, coincide en el objetivo de las actuales normativas sanitarias de manera que permita un desarrollo que cuide el recurso natural.

    “Hay errores que no pueden volver a repetirse (…) y en especial la industria del salmón, producto del virus ISA (…) si bien desde el 8 de abril de este año se implementó la modificación a  la Ley General de Pesca y Acuicultura, ésta no es suficiente para asegurar el adecuado desarrollo del sector acuícola, pero si pretende lograr corregir prácticas anteriores, por esta razón es que se pretende que la nueva ley este vigente el 2012”.

Diversificar sí o sí

 

   La región aporta un 0,6% al PIB nacional, precisa el seremi de Economía, pero también reconoce que Aysén “tiene una tasa de crecimiento potencial mucho mayor que el promedio del país y por tanto hemos visto que no ha logrado crecer de acuerdo a ese potencial”.

   Categórico fue el -20,5% que informó el INE a mediados de agosto, cifra que dejó a la Región de Aysén como la peor, en la última medición del Indicador Mensual de Actividad Económica Regional (Inacer), respecto del segundo trimestre del año (abril-junio). La Región del Biobío, con terremoto incluido, mostró un -18,3%, mientras el promedio nacional fue de 6,2%.

   Así, Fernando Guzmán reitera que el futuro y el desarrollo de la región, tiene sustento en 5 ejes productivos: la minería, energía, agricultura, turismo y la pesca.

   Y dice que es a partir de la inmensa riqueza pesquera que se debe reconstruir el desarrollo. “Y la clave está en la diversificación del sector, lo que tiene que ver con la acuicultura, y otros productos que tienen un gran potencial como es la producción de todos aquellos elementos que se dan en la zona”, señala la autoridad regional.

   Guzmán detalla que “hoy contamos con 20 recursos pesqueros que se desembarcan en la zona, de los cuales un 73% corresponden a la producción de erizo y merluza del sur, un 21% corresponden a sardina austral, jaiba marmola y luga roja, lo que indica la escasa diversificación de los productos del mar, e impacta severamente en nuestra economía, ya que la exportación del resto de especies marinas solo asciende al 6%, pudiendo potenciar mayormente la extracción de esos recursos en pos del crecimiento del sector”, y con recursos tales como choritos, almejas, pelillo, raya volantín, pulpo, congrio dorado, culengue, entre otros.

   La diversificación de la región es necesaria, más aún cuando la propia industria acuícola prevé las complejidades del escenario.

    “Esta industria trabaja con organismos biológicos y si nos dedicáramos a la fabricación de pernos, la recuperación sería mucho más rápida (…) y plantear que en los próximos 2, 3 ó 4 años, vamos a tener una industria con los niveles que teníamos en el pasado, es tremendamente aventurado”, reconoce Carlos Odebret, de SalmonChile.

   Añade que todas las energías están en mantener la condición sanitaria en el tiempo. “Un ejemplo súper claro, en el año 2000, ahí mismo en Aysén, dijimos que la industria del salmón para el año 2010 iba a estar produciendo un millón de toneladas, llegamos al año 2010 y estábamos produciendo 300 mil, era la mitad de lo que estábamos haciendo el año 2005 o el año 2007. Por lo tanto, esto es biología, uno no puede hacer proyecciones lineales, eso es muy difícil”.

Fuente: Dirección Aduanas Aysén

Lo que compramos

 

 Mientras el primer semestre vendimos como región US$159 millones, lo que importamos desde el extranjero alcanzó al $ 5,2 millones, aunque eso implicó un aumento de un 30% respecto del año pasado.

   “Es bastante interesante, porque gran parte de las importaciones provienen de Argentina, ese es nuestro proveedor y la harina, gas, mucho gas, cemento, yerba mate, son los primeros 5 productos que vienen de Argentina y que han significado un incremento”, comenta Gabriel Aqueveque, director de Aduanas en la Región de Aysén.

   También, hay una serie de importaciones del Asia, principalmente, vehículos y productos de supermercado, que están haciendo importaciones directas.

  Así, la abismante diferencia entre lo que vendemos y compramos, deja claramente establecido que en nuestro intercambio comercial con el extranjero, Aysén tiene vocación exportadora. 

   “Sin duda que es una cifra que nos hace ver que somos una región con una característica eminentemente exportadora (…) lo que pasa es que como región nuestro abastecimiento mayoritariamente proviene de las importaciones que hace el país por los principales puertos de la zona central o del norte, por ejemplo los supermercados se proveen de las cadenas centrales donde ingresan ese tipo de productos, por lo tanto nuestro abastecimiento en cuanto a provisión de recursos depende del abastecimiento interno que proviene del resto del país, de la zona central”, explica Aqueveque.

   Vía zona franca hay 2 tipos de importaciones: vehículos nuevos o usados, junto a maquinaria agrícola, principalmente, y para la industria minera, adempás de repuestos, que ingresa por Puerto Chacabuco. Otro tipo de productos importados bajo esta franquicia ingresa por fronteras (Balmaceda) y que proviene de Argentina y que es harina. Aqueveque detalla que el 30% de aumento de las importaciones durante el primer trimestre del año 2010, tiene entre los principales productos de importación el gas (52%), cemento (21,9%), automóviles (10,5%) y yerba mate (7,7%). Además, el 86,2% de nuestras importaciones proviene de la República Argentina.

Fuente: Dirección Aduanas Aysén

Gas de calidad

 

    El gas licuado se presenta como la principal adquisición de la región fuera de nuestras fronteras. Esta importación representa en el primer semestre de este año un 52% del volumen total que compramos en los primeros 6 meses del año.

   Y es que tal vez sin saber, cada vez que compramos un balón de gas de 15 kilos ó 45 kilos, es gas propano licuado que proviene del otro lado de la cordillera para el hogar.

   Este es un gas de buena calidad, incluso mejor que el que se comercializa de Puerto Montt al norte, pues es un hidrocarburo capaz de rendir en condiciones de hasta -45 grados Celsius, lo que se ajusta a las condiciones climáticas que presenta la zona.

   Estimaciones de distribuidores de la zona de este combustible sitúan entre un 15% y un 20% el aumento de la demanda local durante el mes de julio en que la zona vivió una intensa nevazón, también por la instalación de nuevas empresas.

2 comentarios en «Balanza comercial y actividad económica en Aysén»

  • el 11 febrero, 2011 a las 23:28
    Enlace permanente

    agradecería citar el autor, para poder colocar esta nota y esta página en la bibliografía para un trabajo de postgrado en la Universidad. Muchas gracias.-

    Respuesta
    • el 12 febrero, 2011 a las 14:42
      Enlace permanente

      Estimada Natalia:

      Puedes citar el articulo como reportaje escrito por el Equipo de El Patagón Domingo, región de Aysén.

      Suerte…

      Equipo EPD

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *