Su primera visita presidencial: Las 23 horas de Piñera en Aysén

No sólo las declaraciones cruzadas han saturado los medios de prensa desde el lunes pasado en que el Presidente Piñera junto a 2 ministros y un subsecretario arribó a la zona en su primera visita oficial. También fue el debut del Frente Social de la Patagonia Aysén, y una prueba de fuego para las autoridades regionales del peso de lo que implica atender las demandas sociales, a tiempo.

Por Claudio Díaz P.
Fotos: Agencia Imágenes de la Patagonia, Anef, Coalición Ciudadana.

   Menos de 24 horas duró la primera visita de Sebastián Piñera como Presidente de la República a la Región de Aysén, y más de una semana se cumplirá hablando de ella. Y no es que haya sido un rotundo éxito comunicacional o político, ciertamente quedo mucho para el análisis en esos ámbitos, y principalmente lo que de alguna manera reflejó el principal incidente que ocurrió al iniciar su programa de actividades en Coyhaique, el pasado lunes16 de agosto.

   El Presidente Piñera aterrizó junto a su comitiva, el lunes en el aeródromo de Balmaceda, a las 17.55 horas, y despegó, el martes, a las 17.15 horas, permaneciendo 23 horas y 40 minutos en la zona para una agenda de actividades que incluyó Coyhaique, Cisnes y Río Ibáñez.

   La visita, anunciada 3 días antes por la intendenta Pilar Cuevas a los medios de prensa, y la agenda pública de la visita se dio conocer el domingo. Pese a ello, diversas organizaciones sociales aseguran no haber recibido ningún tipo de información directa, ni menos invitación a la principal actividad que realizaría el Presidente en la capital regional: la entrega de títulos de dominio, en el cine municipal.

Los asistentes al acto del cine recibieron una tarjeta de invitación “personalizada e intransferible”, que llamó la atención a algunas autoridades y que, a juicio de algunos dirigentes sociales y políticos, buscó desde la Intendencia Regional garantizar adhesión ciento por ciento. Lamentablemente la jefa de comunicaciones de la intendencia no respondió a EPD para precisar el criterio aplicado en la distribución de invitaciones.

Credenciales y carné

   Eran las 19.50 horas, y a una cuadra del cine municipal de Coyhaique, piquetes de carabineros custodian el lugar -al que llegaría el Presidente- una cuadra a la redonda. Aunque el control más férreo estaba en el acceso al cine, donde personal de civil de la escolta presidencial solicitaba credenciales de prensa, invitaciones y carné a quien pretendiera ingresar.

   “El dispositivo de seguridad de la máxima autoridad del país, que es el Presidente de la República, es siempre el mismo. Los perímetros de seguridad, la apreciación de informaciones y la disposición de los efectivos de carabineros en los distintos sectores en que va a permanecer o va a tener alguna actividad el Presidente de la República es el mismo”, explica el general Jorge Rojas Langer, jefe de la XIa. Zona de Carabineros de Aysén, a EPD.

    Adentro, junto al Presidente encabezaba el acto con un discurso de cierre de 25 minutos, ante unas 400 personas y acompañado de los ministros de Obras Públicas, Hernán de Solminihac,  y de Bienes Nacionales, Catalina Parot; además del subsecretario de Pesca, Pablo Galilea. Todos con la emblemática casaquilla roja. 

   Afuera, poco más de 200 personas estaban apostadas con lienzos y consignas que pedían poder tener acceso al Presidente: ¡Que vuelva Bachelet! ¡que se vaya la intendenta! ¡Sebastián Piñera, el pueblo está aquí afuera!

   Era el recientemente creado Frente Social de la Patagonia Aysén (FSPA), que articula diversas fuerzas sociales y políticas: como la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, la Unión Comunal de Comités Habitacionales, el Sindicato de Trabajadores Especializados de la Construcción, la agrupación Sembrando Futuro, la Anef regional, y con el apoyo de los concejales Jorge Díaz Arana y Silvia Moreno, el diputado René Alinco y el senador Patricio Walker.

   Según explica Julio López, presidente de la Anef Aysén, el objetivo era entregar un petitorio social con diversas demandas al Presidente Piñera “y demostrarle que aquí también hay demandas sociales que queremos que sean atendidas”. López explica que no había otra forma, pues “información oficial de la visita no tuvimos, sólo supimos por rumores de la actividad en el cine, pero jamás se nos invitó a participar  y eso ya es una señal negativa (…), nefasto es jugar al escondite con el Presidente de la República”.

   Son casi las 20 horas, y aunque el Presidente aún no arriba, se produce un tenso momento en el acceso del cine entre el diputado René Alinco (PPD) y la comitiva presidencial que insistentemente le requiere cédula de identidad, al no reconocerlo. El diputado forcejea con los escoltas y se abre paso, logrando ingresar, visiblemente ofuscado por la situación.

   Similar tratamiento recibe la alcaldesa de Aysén, Marisol Martínez, quien luego de reiterar molesta que estaba invitada, se le abrió paso. Luego nos comentaría que el Presidente no la mencionó en el saludo protocolar, “me llamó además la atención no ver adentro dirigentes sociales de Aysén, de los comités de vivienda o de los pescadores, y en Aysén tenemos problemas, por ejemplo, el desempleo más alto de la región”, comentó la edil.

   El obispo de Aysén, sencillamente se quedó afuera, con invitación y todo.   “Yo fui invitado con tarjeta especial, intransferible, y yo había avisado el día anterior que iba a llegar un poco tarde, porque a las 7 de la tarde tenía una misa en la catedral para el décimo aniversario del colegio Antoine (…) como tenía una invitación e iba atrasado, entonces quise entrar y en la puerta no me pidieron identificación, nada, si no que fueron a averiguar adentro. Entiendo que fue personal de la avanzada presidencial, me dejaron ahí un minuto esperando la respuesta y volvió la persona diciendo que estaba el teatro lleno y que no había posibilidad de entrar, por lo tanto me quedé afuera,”, detalló a EPD el obispo Luis Infanti.

“Cumpla lo prometido”

   José Cayún, presidente del Sindicato de la Construcción de Coyhaique, fue el único dirigente que pudo romper el protocolo y el cerco de la escolta para encarar al Mandatario frente a frente, entregarle un petitorio y solicitarle más empleo, rechazando de paso lo que llamó “sueldos de hambre”. Cayún abordó a Piñera al interior del recinto al término del acto y minutos antes que se desatara una batahola en las afueras del cine.

   “La gente no puede más, la gente quiere una respuesta pronta del Presidente que tanto prometió para esta región, necesitamos que usted cumpla su palabra (…) esperamos con todo respeto que se cumplan esas promesas (…)  sufrimos un terremoto blanco y la gente esta olvidada en esta región”, espetó el dirigente social. En la tensa conversación, el Presidente Piñera le prometió leerlo “y analizarlo con mucha calma para dar una respuesta clara y precisa”. En ese instante, el concejal por Coyhaique, Jorge Díaz Arana agregaba: “Presidente le están esperando los dirigentes (…) esta es la otra realidad de Coyhaique y de la región”.

El diputado René Alinco (PPD), en los momentos más tensos en las afuera del cine municipal de Coyhaique.

   En tanto, en calle Cochrane un grupo de manifestantes anti represas también hacía presencia, pero tampoco pudo entregar un documento con 4 lineamientos a la máxima autoridad del país, pese a que solicitaron a la avanzada presidencial 2 ó 3 minutos con Piñera. Víctor Formantel, vocero del movimiento, señaló que “me parece terrible que la nueva forma de gobernar sea ésta, que se excluya a la gente y solamente vengan algunos invitados, elegidos ‘a dedo’ para venir a ver un aplauso ‘libreteado’, nos parece una falta de respeto”.

Acciones a seguir

    Pese a que al ingresar, el Presidente Piñera debió hacerlo por el acceso lateral al cine, por calle Bilbao, la evaluación del equipo de seguridad determinó que la salida fuera por el acceso principal de calle Cochrane. Fue en ese momento, cerca de las 21.15 horas, cuando el Presidente y su comitiva abordaron los vehículos, en que el concejal Díaz Arana  y el diputado René Alinco intentan acercarse junto al resto de los dirigentes al vehículo del Presidente.

    Hubo un intenso forcejeo entre Carabineros, los dirigentes, los manifestantes, la prensa, el concejal Díaz y el diputado Alinco.

   “Queríamos entregar una carta al Presidente y las fuerzas policiales actuaron totalmente desmedidas. En Aysén no hay terroristas, no somos delincuentes. Usted vio el atropello y las patadas que nos daban por abajo los carabineros de Chile (…) Los aparatos de seguridad y la intendenta obviamente no quieren que el pueblo le entreguen los documentos al Presidente. ¿Esta es la nueva forma de Gobernar?”, declaró Alinco.

   Por su parte, el senador Antonio Horvath (RN) rebatía en los medios de prensa que “no hay descontento en la gente (…) estas son personas que son provocadoras y están contratadas para eso. Hay gente que las motivan para generar empleo y esto está pagado por fuentes internacionales. Nosotros lo sabemos”.

   La jornada de manifestación, en que participaron una cantidad importante de mujeres, una de ellas embarazada, concluyó con 6 detenidos, entre ellos el presidente de la Anef, Julio López, y junto a él,  Janet Yáñez Villegas, Gabriela Díaz Ramos, Camila Santelices Ahumada, Angélica Díaz Villegas y Marcos González, quienes luego de pasar toda la noche en la Primera Comisaría de Coyhaique, fueron formalizados por ‘desordenes públicos en calidad de autor’. Un séptimo detenido fue derivado a la Fiscalía Militar. La fiscalía informó que también sigue una investigación de oficio, por los apremios ilegítimos que declararon haber sufrido los detenidos por parte de Carabineros al momento de su detención.

    Por su parte, el Colegio de Periodistas de Aysén junto con repudiar y condenar en los términos más enérgicos la agresión sufrida por el periodista Juan Catalán, rechazó la obstaculización a la prensa para realizar su labor, por lo que se hará una presentación ante los tribunales para establecer las responsabilidades que se deriven producto de la agresión.

   También la Anef regional y el diputado Alinco anunciaron acciones para establecer responsabilidad políticas sobre los apremios de los que, señalan, fueron objeto, pero tal vez ello no se concrete antes que tenga lugar este jueves 26, la nueva convocatoria a paro nacional de los empleados públicos, a  la que se espera se sumen diversas organizaciones sociales.

“Hubo que reevaluar”

    Lamentando que se hayan producido los hechos fuera del cine municipal, el general Jorge Rojas Langer, jefe de la XIa. Zona de Carabineros de Aysén, explica que fue una forma de “mal aprovechar la vista del Presidente de la República con hechos de esta naturaleza, creo que no es propio de la gente de esta región”. Argumenta que no hubo refuerzo interno, ni llegada de personal de otras zonas, y que los distintos representantes de la comunidad, tienen la posibilidad de hacer sus demandas, por las vías que corresponden, “con la razón, con la palabra, con fundamentos, no es necesario romper la seguridad del Presidente de la República para hacer entrega de una carta o de peticiones.”

Se hablan de exceso de celo policial o violencia innecesaria…
   En absoluto, la actuación corresponde única y exclusivamente al primer intento de romper el cerco de seguridad. 

Se pidieron identificaciones a algunas autoridades que tuvieron problemas para ingresar, de hecho el obispo quedo afuera… 
   En el mismo recinto nosotros no somos quienes filtramos la gente que entra o no entra, eso es parte de la organización, nosotros solamente vemos que en el perímetro se mantenga la gente que va a la actividad, para poder dar la seguridad al Presidente, su comitiva y los participantes de la misma. El obispo llegó a la puerta, pasó los cordones de seguridad, porque carabineros, por supuesto, conoce al obispo.

   El general Rojas dice que no hubo problemas con las 180 a 200 personas apostadas en calle Cochrane, mientras se mantuvieron en orden y manifestando sus distintas posiciones.

   “No hubo inconveniente alguno, pero precisamente cuando se produce la salida del Presidente desde el interior a los vehículos, fue donde se agolparon, no en un afán de entregar nada, sino que lisa y llanamente de romper la seguridad del Presidente. Y ahí obviamente carabineros tuvo que actuar para que el Presidente abandonara el sector en dirección al lugar en que estaba alojado, con seguridad. (…) Posteriormente a eso, hay un individuo que lanza un cajón con piedras y cenizas a un carabinero, se lo tira en la cabeza, provocándole un TEC con pérdida de conciencia y eso produce el primer detenido y con el primer detenido vienen las reacciones de la gente que se encontraba en el lugar y que finaliza con 6 detenidos por desorden y 1 detenido por maltrato de obra a un carabinero (en total hubo 3 carabiners lesionados)

Al día siguiente, en el gobierno regional fue distinto… 
   También estuvimos a una cuadra, igual como en el cine, solamente que nuestra posición fue mucho más dura, en el sentido de impedir que nuevamente llegara gente hasta el mismo sector donde se encontraba reunido con la autoridades de la región.

 ¿Entonces hubo una reevaluación?
   Por supuesto que sí. Todas nuestras disposiciones y nuestras planificaciones son perfectibles, y obviamente ante lo acaecido en el cine tuvimos que readecuar los servicios y readecuar también nuestra posición, ante cualquier situación que ocurriera. Me hice cargo personalmente de los servicios, y eso significó, creo yo, que la situación fuera absolutamente normal, tanto acá como en el sector de Puerto Cisnes, en el sector de Puerto Ibáñez, en Cerro Castillo y su llegada y salida de Balmaceda.

 ¿Y considerando la noche del lunes cómo evalúa usted el operativo de seguridad?
   Yo siento que en el sector del cine efectivamente hubo errores en este cerco de seguridad, quizás una mala apreciación de la intencionalidad de la gente que ahí se reunió y que nos obligó a reevaluar parta poder tener otra disposición en los servicios posteriores.

“Me pidieron disculpas”

   El ‘impasse’ de la avanzada presidencial con el obispo Luis Infanti de la Mora y otras autoridades, fue la tónica en el acto de Coyhaique. Incluso, se le señaló como “agitador” de los manifestantes al acto, por el subsecretario de Pesca, Pablo Galilea.

   “El hecho de haber sido invitado, supongo que hay la facilidad para entrar, incluso después me dijeron que había un asiento reservado para mi en el cine, y que estuvo vacío todo el tiempo (…) yo iba vestido de sacerdote, no iba vestido de un pordiosero inclasificable y por lo tanto aquí en un ambiente tan pequeño como nuestra región, me imagino que saben quién es el obispo”, comenta Infanti a EPD, al día siguiente de quedarse fuera del acto que encabezó el Presidente.

Parlamentarios oficialistas de la región indicaron que podía haberse comunicado con ellos…
   No necesito ir a buscar a alguien para que me haga entrar, pero en realidad yo no hice mayor drama frente a eso, prueba de ello es que después me pidieron disculpas varias personas, entre ellos el senador Horvath y la ministra de Bienes Nacionales.

   La misma noche del lunes, Hugo Muñoz Yáñez, de la dirección de programación de la avanzada presidencial, hizo gestiones para concretar el encuentro de obispo Infanti con el Presidente, al día siguiente, a primera hora.

   “Conversamos casi 10 minutos, los temas fueron 2, poner al Presidente en sobre aviso de que íbamos a plantear la solicitud de indulto presidencial de Jorge Corona Zúñiga, llamado testigo clave del caso Aysén, indulto que fue solicitado con la presidenta Bachelet 2 veces, y las dos veces extrañamente fue rechazado (…) el otro tema fue la entrega de el texto de la intervención que yo tuve a fines de abril en la asamblea de socios en ENEL en Roma (ENEL, empresa que junto con Endesa impulsan los proyectos de HidroAysén)”

   Al recibir la minuta sobre el tema energético, el Presidente en tono de broma le comenta al sacerdote: “voy a tener que ponerlo como ministro de Energía, padre, y al ministro de Energía como obispo de Aysén…”.

¿Cómo tomó esa broma?
 Como una broma. 

¿Hubo algún comentario de parte del Presidente respecto de lo sucedido la noche anterior?
   No comentamos lo que sucedió la noche anterior, ni esa mañana, fue sólo la presentación de esto y desearle éxito en sus funciones.

Parlamentarios al ruedo

   El día martes, poco antes de iniciarse la reunión con el gabinete regional, estaban invitados los 4 parlamentarios de la zona los senadores Patricio Walker (DC) y Antonio Horvath (RN), y los diputados René Alinco (PPD) y David Sandoval (UDI).

   Este fue el escenario en que el diputado Alinco, poco antes de las 9 de la mañana, retomó los dichos del día anterior, acusando de “poca hombría” a Horvath,  por las acusaciones en relación a que las manifestaciones contra el Presidente Piñera eran “pagadas”. “Puede ser usted u otro”, respondió el senador.

   Alinco emplazó al senador: “quién nos está pagando, porque yo no he recibido ni un peso (…) hágalo con nombre, con apellido y con pruebas, ¿de dónde René Alinco está recibiendo plata?”. Horvath, insistía en que no lo había acusado de nada.

    El remate de Alinco fue: “aquí ven la poca hombría del senador Horvath, quien tira palos al bulto y no da los nombres ni los apellidos”, momento en el que el senador Horvath lo acusó de estar provocándole y le exigía que identificara a quienes lo habían insultado la noche anterior.

   También expresó su molestia el senador Patricio Walker (DC), debido a los 7 detenidos que fueron llevados a la Primera Comisaría de Coyhaique. El senador que fue hasta el cuartel para gestionar la liberación de las 7 personas, señaló que la situación era “absolutamente inaceptable”, pues “cumplieron con todos los trámites que establece la ley”. Y se encontraba entre esas personas un insulinodependiente y una persona enferma de cáncer. Sin embargo antes que concluyera sus declaraciones a la prensa fue interrumpido e increpado por el asesor de Horvath, René Hermosilla.

Elegidos a ‘dedo’

   “Siempre es importante la visita de un Presidente a una localidad o comuna”, explica el alcalde de Cisnes, Luis Arsenio Valdés, porque se le puede plantear muchos temas, como la continuidad de la costanera y la ampliación del muelle de la comuna.

   “Efectivamente, debo reconocer que hubo un excesivo celo de seguridad, porque hubo un cordón para evitar el acceso de la comunidad al espacio cerca de donde estaba el palco presidencial. Por lo demás se invitó a gente ‘a dedo’, con tarjeta personal para que participe, a parte de las autoridades locales. Hubo un listado que estaba relacionado absolutamente con los ideales políticos cercanos al Presidente”.

   El edil detalla que se les pidió el listado de las autoridades locales, lo que cual se entregó, pero luego se  les pidió otro listado con gente que pudiese participar en el evento, “entonces yo dije que no, porque era evidentemente abierto a la comunidad, por lo tanto no podíamos nosotros hacer una selección, dado que acá los vecinos, como en toda la región, son gente de bien”

   El acto finalmente tuvo una participación amplia, pero selectiva, “hubo una selección cercana al Presidente, toda la gente ligada a una cercanía política y fue bastante reducida, pero quedó bastante gente afuera que no tenía tarjetas para acceder al lugar cercano al Presidente, fueron elegidos ‘a dedo’ (…) la responsabilidad se la achaco en primer lugar a la avanzada presidencial y también a algunos operadores políticos que hay aquí en la localidad”.

Invitación por cumplir 

   Bernardo López, alcalde de Tortel, señala que como Aremu (Asociación Regional de Municipios) intentaron un acercamiento con la intendenta en la primera visita del Presidente, pero no hubo respuesta, y sólo se enteraron que el Mandatario no vendría  a través de un escueto correo.

   “Recibí una invitación el día lunes a las 3 de la tarde, invitándome a una ceremonia al cine de Coyhaique a una entrega de títulos de dominio, a las 20 horas. Usted entenderá que en 5 horas yo no voy a llegar de Tortel a Coyhaique, lo que menos uno se demora es 10 a 12 horas. Fue una invitación por cumplir. Llegó por correo electrónico, y hoy tenemos correo electrónico, tenemos teléfono, los medios más rápidos para comunicarse, pero llegó la invitación a las 15 horas, o sea tratando de decirme que no participe, pero por cumplir la enviaron”, alega el alcalde de Tortel.

   A su juicio, “ahí hay un tema de la autoridad regional, yo creo que aquí se está haciendo caso omiso a las autoridades que son elegidas por la región de Aysén. Creo que, nosotros los alcaldes, deberíamos tener un poco más de participación en las decisiones que se toman en la región y en la visita de un Presidente de la República a esta región tan apartada (…) sea el gobierno que sea”.

   Finalmente, Bernardo López agrega que “apelo a que haya respeto en este tema. Al la señora intendenta no le costaba absolutamente nada haber reunido a todos los alcaldes de la región, que pudieron haber hecho los planteamientos de cada una de las comunas, son solamente 10 comunas en esta región, más de 1 hora no habría estado el Presidente escuchado los planteamientos (…) pero no tuvimos esa posibilidad, y lo lamento como alcalde de Tortel, que hoy está siendo conocido a nivel nacional y mundial, ya que tenía muchas expectativas con respecto a esta intendenta, porque fue consejera regional, ha conocido toda la región, ha vivido prácticamente toda una vida en esta región, y lamento que no se dé cuenta de los problemas de esta región y de quienes la representan, que son los alcaldes”.  

2 comentarios en «Su primera visita presidencial: Las 23 horas de Piñera en Aysén»

  • el 22 agosto, 2010 a las 19:12
    Enlace permanente

    PARA QUIEN GOBIERNA………. PARA TODOS O UNOS POCOS ELEGIDOS…. LA VERDAD DEJÓ MUCHO QUE DESEAR COMO SE ORGANIZÓ ESTA VISITA DE PRESIDENTE A COYHAIQUE …… EL PRESIDENTE ES UNA PERSONA DE TODOS LOS CHILENOS POR ESO SE ELIGIO, POR LO TANTO TODOS TENEMOS DERECHO A VER Y ESCUCHAR EL DISCURSO O PROPUESTA QUE TRAE PARA LE REGION …. PERO ELEGIR LA GENTE PARA ESTE ACTO … SE PASARON NO PUEDE SER …… Y CÓMO LA PRESIDENTA BACHELET NO TENIA PROBLEMAS DE PRESENTARSE EN CUALQUIER LUGAR … O ESTE PRESI TIENE ALGO QUE OCULTAR Y NO LE DA LA CARA PARA ENFRENTAR A SU PUEBLO……

    Respuesta
  • el 24 agosto, 2010 a las 21:07
    Enlace permanente

    Como lo manifesté en otro artículo, en otro diario, me parece gravísimo que caigan en hacer reuniones a puerta cerrada con invitación «intransferible».. donde garantizan el aplauso a todo lo que el Presidente y los organizadores digan! Me recuerdan a los programas de Alo Presidente de Hugo Chávez. Eso no es una verdadera democracia.
    Siempre habrá oposición, siempre habrá detractores. Qué diferente sería reunirse con ellos, escucharlos.. no es necesario responder en el momento, pero se aprende de las necesidades de todos cuando se escucha.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *