Schwenke & Nilo cuenta sobre su libro y DVD

Por Priscilla Villavicencio C.

   Corren los rumores de que el dúo exponente del canto nuevo en Chile, Schwenke y Nilo, visitará una vez más tierras patagonas, rápidamente El Patagón Domingo entrevistó a los históricos músicos para develar la historia de su importante trayectoria musical y sus proyectos actuales.
   Nelson Schwenke y Marcelo Nilo son los músicos del mítico dúo treintañero que, al día de hoy, continúa componiendo, presentándose en vivo y grabando discos. En 1983 grabaron su primer caset, bajo la etiqueta Alerce, llegando a grabar 6 discos o volúmenes, como el dúo los ha denominado, siendo el último en 1997.  Nelson explica que trabajaron con el sello hasta ese año, pero que el año 2004 grabaron el Volumen 8, un disco independiente con ayuda del Fondart.

¿Cuáles son los proyectos del dúo en casi 6 años de silencio discográfico?
   “Estamos grabando el DVD de 2 conciertos que hicimos en el Teatro Oriente, con la orquesta de cámara, con la Universidad Mayor, eso debería estar listo en octubre. Pero además queremos sacar el Volumen 9, que es una especie de registro sinfónico de algunas canciones que tienen que ver con el sur de Chile”, responde Schwenke agregando sonriente que hace unos minutos le informaron la impresión del libro que recopila su historia y algo más.

¿De qué trata el nuevo proyecto literario del periodista Rodrigo Pincheira?  
   “Se llama Schwenke y Nilo leyenda del sur, 30 años. En este libro hemos revisado no sólo nuestra historia anecdótica si no que,  además,  la música popular chilena desde los años ’80 y tratar de ir dejando testimonio de lo que significó el movimiento del canto nuevo y sobre todo la canción popular chilena (…) Es un libro muy interesante en términos de que Rodrigo Pincheira es uno de los periodistas que más sabe de la música popular chilena en los últimos tiempos, así que tenemos uno de los proyectos ya concretados y fuera de la sala de parto”, suspira Nelson.

¿Cuándo podremos acceder a este libro en Aysén?
   “Creo que vamos a aprovechar el viaje a Coyhaique para llevar algunos ejemplares”, explica el músico, comentando que esperan replicar la experiencia realizada con su anterior publicación El Viaje de Schwenke y Nilo,  de Clemente Riedeman, que fue publicado en Internet.
    “Lo que pasa es que estos libros no tan sólo se traducen en la historia de la banda, si no que también tienen mucho que ver con lo que significó hacer música en ese período y también poder analizar un poco hacia dónde va la música chilena en estos tiempos con los cambios tecnológicos, la difusión a través de internet, el auge y decaimiento de la industria, entonces hay que analizarlo para ver en qué condiciones están los creadores nuevos en este país”.

Desde los ojos de quienes han vivido 30 años de la música ¿cómo está el escenario chileno?
   El primer concepto que uno tiene que tener claro es qué va a hacer con la música, entender el concepto tan manipulado de la cosa exitista, hay gente que nos dice ‘¡ah! pero ustedes no han tenido el éxito que han tenido otras personas de llegar al festival de Viña’,  o ‘ ustedes no han tenido el éxito de salir fuera del país’, entonces nosotros decimos, sí hemos ido a Viña, a muchos festivales, no al festival de Viña que es un festival comercial (…) el éxito en Chile se mide mucho por la parte comercial, entonces cuando uno tiene perdido el horizonte en decir voy a hacer música para hacer negocio, yo creo que la historia es corta”, sentencia Nelson.

Buenos amigos

¿Cómo conservan ustedes viva la llama musical después de 30 años? 
   Con Marcelo tenemos claro que nos gusta la música y mucho, de hecho Marcelo es músico 100%, yo soy músico a mitad de tiempo, a él le gusta hacer arreglos y ha trabajado con muchos buenísimos músicos de todo el país, entonces eso nos da una permanencia en el tiempo, en todos estos años en que no hemos aparecido en televisión más de una o 2 veces. Nosotros seguimos haciendo música, no somos tremendamente populares, pero como nos gusta hacer música, es lo que hacemos, y por eso es que hemos estado 32 años. Otro factor importante es que con Marcelo somos muy buenos amigos y eso nos permite seguir trabajando juntos tanto tiempo, tolerar nuestras diferencias con la convicción de que lo que hacemos nos importa mucho.

Y así como la amistad, ¿se mantiene también el concepto, el discurso fuerte, la sala íntima?
   Nosotros tratamos de que incluso en las salas grandes, y es lo que tratamos de manifestar en el DVD del Teatro Oriente que es una sala para mil 400 asistentes, es tratar de que la gente sienta que nosotros tenemos el trabajo de la sala pequeña, por lo tanto vamos a conversar con ellos, vamos a intimar, vamos a mantener una relación cálida con la gente que nos escucha.

¿Schwenke y Nilo en los recuerdos o también para las nuevas generaciones?
   Este último tiempo hemos encontrado la grata sorpresa de que los grandes amigos están llevando a sus hijos, que en algún viaje escucharon estas canciones y, a pesar de que no es la música que escuchan en su iPod, se conectan con algo que tiene que ver con su entorno familiar, y como los patagones son tan buenos para la cosa de hogar, de familia, tienen un enganche con esta música que los lleva a conectarse con sus padres (…) y ocurre una cosa muy hermosa de estas nuevas generaciones que se acercan a nuestra música y que nos miran con mucho respeto, pero también con mucha ternura respecto del trabajo que hemos hecho.
   Para octubre próximo, Restorán Histórico Ricer y El Bulin´s programan la visita a la zona del dúo que en gira por el país muestran el antiguo canto nuevo y la primicia de un libro con su historia de 3 décadas de música popular chilena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *