Buzos mariscadores reclaman acuerdos incumplidos

A casi un año de la última movilización, Hugo Rubilar y Peter Flores aseguran que su sector sigue en condiciones similares. Critican al actual gobierno y ya preparan su ofensiva para intentar frenar una nueva negociación por Zonas Contiguas. Esto, debido a que dicen que  en la región este acuerdo  sólo beneficia a los melinkanos.

Luis Avendaño M. / Desde Puerto Aysén

   Decepcionados se muestran Hugo Rubilar y Peter Flores, presidente y secretario del Sindicato de Buzos Mariscadores Azul Profundo, respectivamente. En agosto del año pasado 2 de sus asociados (Cristián Cárdenas y Rodrigo Sanhueza) realizaron una huelga de hambre por casi una semana. Sin embargo, aquella movilización no logró su objetivo.  
 “Desistimos de esa huelga porque había poca fuerza. Queríamos seguir, pero nos preocupaba que a nuestros colegas le pasara algo, porque son padres de familia”, cuenta Flores. En esa oportunidad alegaban por la difícil condición laboral en que se encontraban, considerando que la mayor parte de dichos buzos estaban desempleados.
   A casi un año de aquel acontecimiento, la situación no ha cambiado mayormente. Aunque Flores reconoce que la industria se está reactivando y que se están abriendo sectores donde se pueden extraer recursos naturales, cree que les faltan herramientas de trabajo. Por la misma razón, todavía Hugo Rubilar asegura que hay mucha cesantía, “aunque la gente no quiere reconocerlo”, indica.

Hugo Rubilar, dirigente y Peter Flores, dirigente.

   En tal sentido, no dudan en expresar su molestia, “le entregamos todos los petitorios a la autoridad y no hemos tenido ninguna respuesta desde el año pasado. Me da impotencia, pero seguimos luchando para tener algo para nuestra organización”, señala Flores. Es que Azul Profundo es la única organización regional compuesta sólo por buzos mariscadores, y se hace escuchar como tal. “Este gobierno, al igual que el anterior, sigue privilegiando sectores que no necesitan, en desmedro de los buzos”, cree Rubilar.
   Algunas de esas peticiones, según Flores, era “tener herramientas de trabajo, poder postular a algún proyecto de equipos compresores. Todo eso lo íbamos a pagar con trabajo. No queríamos dinero en efectivo, solamente trabajo y que las autoridades crean en nosotros”. 
   Pero ambos dirigentes van más allá y apuntan sus dardos al subsecretario de pesca, Pablo Galilea. El mismo que siendo diputado, durante la huelga de hambre de los buzos mariscadores señaló que dicha movilización era producto de una desesperación que la autoridad debía atender. Ahora, en su actual cargo es criticado fuertemente por Peter Flores, “estamos totalmente decepcionados de él. Se relaciona mayormente con el sector pesquero. El nos conoce como dirigentes y sabe adonde vamos nosotros. Queremos soluciones de fondo”, asegura.
   Pero no es todo, también dicen no tener el apoyo de los actuales parlamentarios, “en el tiempo de las campañas políticas los candidatos se comprometieron con nuestra organización, pero hasta aquí no nos han ayudado. Antes de eso estuvimos trabajando en el reglamento de buceo.  Los invitamos y el único que estuvo siempre con nosotros fue el diputado Alinco”, indica el propio Flores.
   Justamente, dicho reglamento lo asumen como uno de sus mayores logros como organización, “como sindicato hicimos como 20 propuestas y se aceptaron 5 modificaciones.  La más importante es que el buzo mariscador va a poder trabajar tranquilamente en la industria”, cuenta Peter Flores.

No quieren Zonas Contiguas

   Las Zonas Contiguas es un acuerdo político que establece un contrato entre las regiones de  Los Lagos y Aysén. Este permite la introducción de pescadores y buzos mariscadores de la X Región para la extracción de recursos hidrobiológicos en la región de Aysén. A su vez, nuestra zona recibe una subvención para el financiamiento y desarrollo del sector.
   Hugo Rubilar es crítico de este acuerdo, “esto es un tema de votos, los buzos mariscadores somos mil y tantos votos. En la X Región son 5 mil. Siempre se va a favorecer a la mayoría”, asegura. Pero lo que más les preocupa es que dicha negociación beneficie a cerca de 400 buzos de Melinka. Una minoría, debido a que en la región ellos contabilizan  mil 666 personas trabajando en dicho sector.
   Por eso señala que conversaron con los dirigentes de dicha localidad,  “estuvimos postulando a  la Comisión de Manejo de Pesquerías Bentónicas (Compeb). Son 12 titulares que deciden por los recursos naturales, de los cuales hay tres de Melinka y el resto de la Región de los Lagos. Los dirigentes de Melinka decidieron que no entremos como organización”, cuenta Flores. Ante dicha realidad se aprontan a realizar acciones legales, “vamos en vía de colocar un recurso de protección para proteger nuestros recursos naturales. Este gobierno aprendió lo mismo que el gobierno anterior, negociar nuestros recursos”, indica Rubilar.
   Peter Flores, apunta en el mismo sentido, “Melinka está negociando el recurso que pertenece a todos los buzos bentónicos de la región. No podemos aceptar que mil millones de pesos lleguen para 400 personas. Queremos cerrar Zonas Contiguas, que cuidemos los recursos naturales de nuestra zona para que las nuevas generaciones sigan teniendo trabajo”.
   Pese a sus críticas al acuerdo de Zonas Contiguas, ambos dirigentes se abren a la opción de apoyar una negociación que también beneficie a los demás buzos de la región. “Siempre se golpea la puerta del municipio para obtener fondos. Podríamos sacar platas de Zonas Contiguas para que la administre el municipio, para, por ejemplo, ayudar en becas para estudiantes, para realizar planes de trabajo urbano y que nosotros podamos hacer algún proyecto,  tal como lo está haciendo Melinka. La torta hay que repartirla entre todos”, cree Peter Flores. 
   Con esa idea, hace un tiempo se reunieron con la alcaldesa de Aysén. “Tuvimos muy buena llegada. Estamos trabajando de la mano con ella”, cuenta Hugo Rubilar. Una acogida que quedó refrendada en el comunicado que desde el municipio enviaron luego de realizado dicho encuentro, “tengo la obligación de canalizar y defender las inquietudes de nuestros vecinos, de los trabajadores de nuestra comuna ante las autoridades, toda vez que para eso se me ha elegido, pero además, hoy toda situación que signifique más trabajo y recursos destinados a apalear la cesantía que existe en nuestra región y comuna será atendida con especial preocupación…”, señaló Marisol Martínez en aquella oportunidad.
   Mientras esperan el desenlace de estas gestiones, esperan sumar a los “amigos de Caleta Tortel, que no están bien interiorizados del tema”, supone Peter Flores. A su vez, cuentan lo que ocurriría en caso de que sus gestiones no lleguen a buen puerto. “Hay que ser responsable al hablar de movilizaciones, porque le estaríamos dando el gusto al gobierno, para que la autoridad regional diga que los dirigentes no han sido capaces de dialogar con ellos. Pero la gente va a salir por sí sola, por el hambre”, sentencia Hugo Rubilar.

La otra huelga de hambre

   Hugo Rubilar y Peter Flores tienen experiencia en movilizaciones extremas. Como integrantes del “Comité por los Derechos de Aysén” participaron de una huelga de hambre que abogaba por mejorar la salud en la comuna, la cual duró 130 horas.
“Me costó hacerlo. Llamé a mis hijos y les conté lo que quería hacer”, cuenta Flores. Además, a propósito de la contingencia, agrega, “la salud en Aysén siempre ha sido mala. Ahora, en invierno, pudimos ver que los enfermos los están llevando en helicóptero, porque los caminos  están cortados. ¿Por qué correr el riesgo de una vida? ¿Por qué no tenemos un hospital como la gente, con especialistas?”, señala.
Ante esta realidad, el propio Flores asegura, “hemos tenido garantes (del acuerdo suscrito en aquella oportunidad) que hasta aquí no se han manifestado. El comité no ha muerto, ahora creo que va a empezar a salir con más fuerza”, adelanta.

“Siempre vamos a ceder” 

   El concejal de la comuna de Guaitecas, Raúl Alvarado (RN), desmiente que los buzos mariscadores de Melinka obtengan beneficios desmedidos producto de Zonas Contiguas. Además, cuenta que están tratando de montar una pequeña industria para que puedan lograr mayores ganancias a través de sus recursos naturales. 

¿Está de acuerdo con Zonas Contiguas?
Allá (X Región) trabaja mucha gente y no les podemos cerrar las puertas. El mar es de todos los chilenos. Pero es obvio que entreguen recursos para que nuestros buzos mariscadores puedan tener algunos adelantos. Sin embargo, las negociaciones nunca han sido las mejores, porque si consideramos los recursos que saca la región de Los Lagos, nos está debiendo mucha plata. Ojalá que alguna vez se logre una buena negociación, porque hay recursos que son no renovables.

Si los perjudica, porque no se oponen…
Si nosotros nos ponemos duros, cierran los puertos, hacen huelgas y tenemos que ceder. Lamentablemente, siempre vamos a seguir cediendo para que la X Región saque productos de Guaitecas. 

Los demás buzos mariscadores de nuestra región creen que es injusto que sólo Melinka reciba los beneficios de dicho acuerdo…
El archipiélago de las Guaitecas es el que está entregando los recursos a la X Región. Creo que los amigos de la región de Aysén tendrían derecho de alguna manera, pero no los perjudica, porque ellos no extraen recursos de las Guaitecas. Sacan productos desde Puerto Aguirre al sur.

Un comentario en «Buzos mariscadores reclaman acuerdos incumplidos»

  • el 29 enero, 2011 a las 21:37
    Enlace permanente

    Me gustaria que algun buzo de la caleta Tortel se comunique con nosotros a este correo con el Sindicato Azul Profundo y asi poder tener una mejor panorama de la realidad de ambas comunidades.
    Mi telefono es 90885898 con Peter Flores

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *