Las historias del soul patagón de La Tijereta

   La banda de soul patagona, La Tijereta, esta formada por cuatro personajes de nuestro Aysén: Ignacio Ávalos o Nach-t-Soul, en guitarra y voz; Carlos Godoy, más conocido como Carlissimon, en el bajo; Felindo “Nino” Osses en el saxo; Juan Fernández en las teclas y el maestro swing, Marcos Zúñiga, en la batería.

   La banda de soul lleva casi un año rotando por los locales nocturnos de la Patagonia y aunque ha cambiado varias veces sus integrantes, aseguran que esta última formación es bastante estable, respecto de los inicios de la banda. Ignacio Ávalos explica que “partió por amistad, y las ganas de hacer música distinta, porque los músicos originales siempre hicieron proyectos más ligados a la salsa, yo tenía ganas de tocar otras cosas, la verdad la banda partió siendo un proyecto más jazzero, de hecho, gran parte del repertorio es jazz puro, pero también nos preocupamos de no tocar ningún tema que ya esté en el repertorio de otras bandas que también se dedican a lo mismo”.

Del jazz al soul

    La banda explica que si bien comenzaron con una propuesta más instrumental, en el camino debieron cambiar de estilo, “el espacio en el que nos insertamos, que fue el mundo de los pubs, nos pedían que la cosa fuera más cantada, entonces a propósito de esa pedida y que teníamos que pegar un poco y mantener una línea es que nos metimos también en esos ritmos más negros que son el funk y el soul, que a mí particularmente me encantan”, detalla el guitarrista, que además indica que su repertorio esta formado por covers de bandas conocidas como Earth, Wind & Fire, “también hacemos un pequeño homenaje a bandas que partieron con el soul en Chile, como Matahari, Mamma Soul y otros que ya son papis en este cuento como Stevie Wonder y Bill Withers”, agrega Nach-T-Soul .

Espacio negroide

   Aunque pocos son los espacios nocturnos donde la música toma forma de concierto en lugar de música ambiental, la banda asegura que ya cuentan con un público definido, aunque según el guitarrista de La Tijereta,  el camino no fue fácil, “al principio constó harto entrar, tuvimos varias presentaciones bien pela’s, puros amigos, pero con el tiempo ha empezado a gustar y lo que hemos recepcionado de la gente es que agradecen que es una propuesta distinta, algo que no se estaba haciendo, acá igual hay bandas que cultivan el funk y la música negra, pero no sé si se instalan en la escena de los pubs (…) las únicas bandas con quienes compartimos influencias son Patagonia Trío o Trío Sur”. Sin embargo la única banda que cultiva el soul en la Patagonia es La Tijereta.

Bicho totémico

   Ignacio recuerda que cuando llegó a la Patagonia, su casa se encontraba llena de los pequeños insectos. “Al principio las odiaba, estaban en mi azúcar, en mi café, en mi pan, entonces en algún minuto, no sé, me empecé a amigar con el bicho y los acepté como huéspedes estables y como partimos como trío, la idea era que fuéramos La Tijereta”.

   Los músicos reconocen que más tarde el insecto tomó un sentido totémico, “igual ahora ya tenemos un  discurso y un desarrollo posterior del nombre, que tiene que ver con que en la música tomamos a la tijereta como un animal totémico, primero, porque la tijereta es patagona y nosotros hacemos soul en la Patagonia, y tiene su particularidad hacer soul acá, distinto a otros lugares donde la escena es mucho más amplia o con más escenarios. Eso también habla de un animal y una banda que es súper perseverante, porque, a pesar de todos los cambios y mutaciones que hemos tenido, porque las tijeretas cambian la piel como 6 veces en su vida, nosotros también hemos mutado”, relata Ávalos.

¡Más metido que tijereta!

   La banda se ríe al recordar su primera presentación en Chile Chico, cuando fueron invitados a participar en un festival folclórico, “fue raro, la gente no cachaba mucho lo que estaba pasando, era un festival orientado a lo regional y nos sentimos un poco como ‘chancho en misa’, y nada, la tijereta es chora así que salimos adelante, aunque estábamos entre folklore y músicos argentinos, nada… metidos como tijereta”, cuenta el vocalista.

   Para el futuro, están las ganas de crear temas propios, al respecto el bajista, Carlos Godoy confiesa que “la nuestra es una propuesta bastante interesante, música variada y bastante negroide, la idea es mezclar un poco eso y pronto ya comenzar con los temas nuestros, basado en los mismos estilos, o sea, todos proyecto de este tipo si no terminan en una grabación propia no terminan”.

Identidad y espíritu

   El soul, de la palabra en inglés “alma”, género musical surgido en EEUU que proviene de la combinación de estilos y subestilos anteriores, como el góspel (música sacra afroamericana) y el primerizo R&B (Ritmo y Blues) de los años ‘50 del siglo XX. El gospel es una tradición resultado de la mezcla de la música indígena africana con influencias religiosas de occidente. El ingrediente de gospel en la música soul se hace evidente en las emocionales, suplicantes y jubilosas vocales y armonías. El R&B era básicamente un estilo musical que alaba el deseo puro, las necesidades físicas del hombre, la vida terrenal. Esta oposición, que dio origen al soul, se refleja en su amplia diversidad de estilos. Según las palabras del crítico musical Peter Guralnick: «El soul es la expresión de la solidaridad negra, del orgullo de una nación que deseaba terminar con los siglos de segregación y quienes encontraron en estos cantos los fines prácticos para reclamar su identidad y espiritualidad”.

2 comentarios en «Las historias del soul patagón de La Tijereta»

  • el 23 noviembre, 2010 a las 12:58
    Enlace permanente

    Una pequeña correccion …Patagonia Trio y Trio Sur son diferentes bandas..El texto dice «Patagonia TRio o Patagonia Sur «..
    Gracias.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *