Entrevista al Superintedente de Casinos

   En temas de casinos, nuestro país cuenta con 7 casinos antiguos, de los cuales el primero  corresponde al de Viña del Mar, creado en 1928. El más reciente se encuentra en Pucón, y data de 1990. Ambos casinos, emblemáticos y antiguos, son 2 del grupo inicial que pertenecen a los municipios respectivos.  Luego, con la apertura del negocio de los casinos en Chile, el año 2005 se crea en Chile la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ), dando paso a la apertura de 18 nuevos salones de juego.

Francisco Javier Leiva, Superintendente de Casinos de Juegos

   Dirigido por la SCJ, en nuestro país se llevaron a cabo 2 Procesos de Otorgamiento de Permisos de Operación para casinos de juego. El primero, desarrollado entre los años 2005 y 2006, que concluyó con el otorgamiento por parte del Consejo Resolutivo de la SCJ de 15 licencias en las comunas de Antofagasta, Calama, Copiapó, Rinconada, San Antonio, Santa Cruz, Mostazal, Talca, Pinto, Talcahuano, Los Ángeles, Temuco, Valdivia, Osorno y Punta Arenas, todos los cuales se encuentran en funcionamiento. En tanto, el segundo proceso se realizó durante 2008 y finalizó con la adjudicación de los últimos 3 cupos disponibles a nivel nacional en Ovalle, Castro y Coyhaique.

Casino atrasado, pero mejor.

 Superintendente,  ¿en que etapa se encuentra el proyecto de casino para Coyhaique? 
   Efectivamente uno de los proyectos adjudicados en el proceso 2006-2008 corresponde a un casino ubicado en la ciudad de Coyhaique, ese proyecto tiene como plazo máximo para abrir a público, el 8 de mayo del año 2011.

¿Ese fue el plazo inicial?
   No, ese es el plazo incluyendo la prórroga solicitada a fines del año pasado y autorizada por la Superintendencia.

¿Por qué se pide una prórroga?
   Ellos (Grupo Fisher – Citigroup) pidieron la prórroga por el terreno donde se emplaza el proyecto, al lado está la hostería. Ellos tuvieron que proceder en algo que no tenían estimado inicialmente, que fue la relocalización de red de agua potable y gas licuado, eso atrasaba el reinicio de obras, razones que dieron para solicitar la prórroga (…) y eso llevó  a que el proyecto tuviera como plazo de vencimiento el 8 de mayo del próximo año.

¿El proyecto continúa en su formato original o fue sujeto a cambios?
    Ellos también hicieron una modificación del proyecto, un perfeccionamiento del proyecto, eso estaba normado por la Superintendencia en términos de que los cambios de proyectos sólo son autorizados por la Superintendencia en la medida que signifiquen una mejoría o perfeccionamiento del proyecto, no puede reducirse las condiciones del proyecto original, que fueron las que permitieron que el proyecto obtuviera el permio de operación.

Fiscalización y reclamos

    Respecto del desempeño de la superintendencia, Leiva señala que uno de los logros de la institución es llevar adelante el proceso de permisos y la instalación de los nuevos casinos.

   “Hay 15 de los 18 casinos operando, 3 de ellos en distintos procesos de avance para poder instalarse y empezar a operar en mayo del próximo año y la etapa ahora de la Superintendencia es fiscalizar y regular el funcionamiento, estamos también considerando la incorporación de nuevas tecnologías para el desarrollo de la industria, (…) otro desafío es seguir desarrollando un sistema de atención más expedita de reclamos para los clientes de los casinos y lo mismo, satisfacer consultas, eso se ha habilitado en el sitio web de la Superintendencia, de manera que hayan formularios donde los distintos clientes de los casinos puedan formular diversas consultas o reclamos”.

    La autoridad indica que “otro gran tema que ya lo desarrollamos durante el año pasado, pero que seguimos fortaleciendo es el desarrollo de la fiscalización, centrando ahora la fiscalización de los casinos básicamente en el correcto desarrollo de los juegos”.

   Leiva comenta que la mayoría de los reclamos ingresados a la Superintendencia tiene que ver con discrepancias del cliente y el casino, donde el cliente declara ser merecedor de un premio y el casino declara que no, y por lo tanto se presenta el reclamo ante la Superintendencia, la que recaba antecedentes de la situación concreta como las grabaciones del circuito cerrado de televisión.  En el caso de juegos de mesa y en el caso de las máquinas de azar, se acude a los antecedentes del sistema que registra todas las transacciones, finalmente la superintendencia analiza y resuelve dando la razón al casino o a los clientes.

Efecto terremoto

    El terremoto del pasado 27 de febrero también causó estragos en los casinos chilenos, provocando el cierre temporal de 8 de los salones. Sin embargo, según Leiva, los ingresos siguen creciendo.

   “Hay una tendencia de crecimiento fuerte y sostenido al aumento de ingresos en los casinos, y también al aumento de número de visitas y del gasto promedio por visita, esa cifra de $32 mil 700 representa el gasto promedio por cada persona que visitó un casino de juegos en el mes de mayo pasado. Son cifras importantes y que han ido creciendo en el tiempo, efectivamente, el terremoto significó un punto de quiebre de esa tendencia, porque el efecto práctico fue el cierre temporal de un número importante de casinos”.

De acuerdo a la Ley N° 19.995, el 31 de diciembre de 2015 caducarán las concesiones municipales para los 7 cupos de casinos de juego a cargo de municipios, los que deberán ser concursados a nivel nacional en el tercer proceso de otorgamiento de permisos de operación de este tipo que tendrá lugar en el país.

    Al día de hoy, de los 15 todavía hay 2 casinos que se encuentran cerrados, este viernes 25 reabrió el casino de Talcahuano, el miércoles 30 lo hará Monticello, en Mostazal, y el 22 de julio el de Talca, “por lo tanto evidentemente que el que estos casinos hayan estado cerrados cierto tiempo, significó una caída en los ingresos, pero nosotros esperamos que con la reapertura de los casinos se retome la trayectoria que tenían previo al terremoto”, explica el Superintendente.

Casinos y tragamonedas

Superintendente,  en este minuto en el país existe una polémica sobre la legislación de los tragamonedas ¿quien fiscaliza el uso de estas máquinas?
    Esta es la superintendencia de casinos de juegos, y como su nombre lo indica nuestro deber ha sido fiscalizar a la nueva industria de casinos de juego, y nosotros normamos respecto de las máquinas de azar que funcionan  dentro de los casinos de juego. Respecto de la proliferación de máquinas tragamonedas de la calle, lo que ocurre con dichas máquinas es que los operadores o comercializadores de esas máquinas señalan que aquellas son esencialmente de habilidad o destreza, y lo que ha ocurrido en la práctica es que ha habido diversos fallos judiciales y, por lo tanto, esa proliferación de máquinas nosotros la vemos con preocupación, porque se trata de máquinas que no están sujetas a ninguna regulación ni fiscalización, ejemplo concreto de aquello, es que pueden jugar menores de edad, no hay ninguna regulación en el sentido de asegurarle un cierto porcentaje de retorno a los clientes, tampoco en términos de seguridad eléctrica, mecánica, etc.

Tenemos entendido que en junio de este año se presentó un proyecto de ley para regularlas… 
    El Ejecutivo preocupado de la proliferación de las máquinas presentó un proyecto de ley donde define que cualquier máquina que reciba apuestas en dinero y pague premios en dinero o en especies canjeables en dinero, sólo pueden operar al interior de un casino de juegos. Por lo tanto, la consecuencia de ese proyecto de ley sería que las máquinas que tengan esas características no pueden operar fuera de un casino de juegos, por lo tanto las máquinas que uno puede apreciar en diversos locales, no podrían seguir funcionando.

Pero hasta que el proyecto no se aprobado, las tragamonedas están en ‘tierra de nadie’, y si no es la Superintendencia ¿quién fiscaliza, las municipalidades?
    La ley chilena a través del código penal y el código civil señalan que los juegos de azar son ilícitos, salvo que haya autorizaciones legales específicas y en ese contexto, por ejemplo están autorizados los juegos de azar de la Polla Chilena de Beneficencia,  de la Lotería de Concepción, los diversos hipódromos, los casinos de juego. Por lo tanto, es ilegal que se desarrollen fuera de ese marco juegos de azar, los que operan estas máquinas afirman que ellos no están incurriendo en ilegalidad, dado que sus máquinas -señalan ellos- no son de azar, si no que son de destreza o habilidad, como señalé.

Insisto Superintendente, ¿quién debe hacerse cargo?
    Te reitero, y de verdad te lo digo, mi rol es respecto de los casinos de juego y por lo tanto yo no me pronuncio respecto a las máquinas.

Números de azar

   El Grupo Fischer ya tiene participación (50%) junto a Enjoy en el Casino de Puerto Varas. Y a través de la fórmula Fischer-Citigroup en los casinos Dreams de Temuco, Valdivia y Punta Arenas, lo que también dará vida al Dreams Coyhaique.

   Pero el proyecto en la capital de Aysén es el de menor inversión de la dupla Fischer-Citigroup, pues totalizará una inversión cercana a los US$20 millones, frente a los otros salones de juego del conglomerado que duplican y casi triplican esa cifra. En todo caso, el Monticello Grand Casino, en Mostazal, es el que lidera –en el país- hasta ahora con US$145 millones, toda inversión de capitales internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *