René Milla y su novela online del terremoto


100 horas está dedicada a la memoria de todos los chilenos que sufrieron la devastación de los elementos de la naturaleza.

Por Priscilla Villavicencio C.
Fotos: Agencia Imágenes de la Patagonia

    Vestido con una chaqueta de cuero, un cabello preocupadamente despeinado y unas manos llenas de tatuajes aparece René Milla Auger. Difícilmente -a primera vista- se delatan sus estudios de estilista, aunque lo primero que menciona en esta entrevista es su participación en el Gran Prix (competencia latinoamericana de estilistas) donde representó a la Patagonia y se llevó el segundo lugar.
   El estilista, René Milla, se hace paso en la Patagonia no sólo a través de sus tijeras, si no por la publicación de cuentos infantiles, “tengo 2 hijas, ¿que podía dejarles mejor que una parte literaria? una parte de mí, esa parte que nace a las 4 de  la mañana cuando tienes que levantarte y crear un nombre a un personaje, dar nombre a un cuento y decir a los niños y niñas, por ejemplo, que no jueguen con fósforos, porque se pueden dañar”, explica Milla con dulzura. Toma un sorbo de su café y agrega que las ganas de escribir cuentos infantiles nacen del desafío que presenta explorar un género poco explorado y complicado.
   “Los cuentos infantiles son lo más difícil que se puede hacer, porque primero uno tiene que pasar a la mente de los grandes para poder pasar a la de los niños, no cualquiera escribe un cuento infantil, porque tiene que haber un filtro, si es en educación más todavía, entonces hagamos un tema que sea más o menos complicado”, dice riendo.

Estilista de las letras

   De cómo pasó de las tijeras a la pluma es algo que no sabe explicar bien, declara que a los 14 años escribió una novela que, dice “se perdió en el tiempo”. Luego estudió 5 años para convertirse en estilista y después la vida le pasó la cuenta reclamándole volver al vicio de las letras: “dije ¿por qué voy a dejar botada mi veta, ser escritor?” se preguntaba René.
   El cuenta cuentos nos regala todos los domingos las historias de Pepina, que El Patagón Domingo felizmente publica para el goce de todos y todas. Pese a que lleva sólo 5 años en Aysén, Milla ya se considera patagón, “he recorrido toda la Patagonia”, asegura, casi copiando el acento cantadito del sur. Es por esto que las historias de Pepina relatan leyendas de Aysén.
   Así como los cuentos infantiles de René están disponibles en Internet, también lo está su última creación 100 horas, la novela que escribió durante un mes y medio post terremoto y que a 3 meses de la tragedia decide publicar y compartir gratuitamente a través de la web.  
   “Me dejó impactado, en realidad estaba acostado en la casa de mi abuela en Santiago, Estación Central y no le tengo miedo a los temblores, fui a ver a mi abuelita que tiene 100 años y empezó el remezón fuerte, y corrí a tratar de rescatar a la abuelita, mientras la casa se invertía, después afuera vi gente llorando, hombres viejos llorando, un vecino me gritaba que se iba acabar el mundo”, detalla el escritor, intentando cautivar con los detalles del desastroso momento nacional. “Vi una señora saltar de un edificio, un poco más allá, una familia iba arrancando y se les cae una pared encima, y dije, esto tengo que escribirlo”.
   Prendo un cigarro para tratar de digerir las historias que se arrancan de la boca del autor, me ofrece fuego rápidamente y comenta que una vez que las cosas se calmaron tomó un recorrido en dirección sur.
   “Me vine dando un vistazo por todo el sur de chile y fue impactante”, recuerda Milla Auger.  Una vez en Coyhaique, guardó el estilista en la caja donde pone las tijeras, le sacó brillo  al tatuaje de pluma y pergamino que tiene en el brazo izquierdo y se dispuso a escribir por un mes y medio,  “esto hay que escribirlo, hay que plasmarlo de alguna forma porque es una verdad, uno nunca esta preparado para un terremoto”, decía auto convenciéndose.

René Milla Auger

Ficción y realidad

¿Por qué publicar la novela en Internet?

   El Internet  es masivo y todos pueden saber realmente lo que sucedió, porque los diarios no te dicen todo y aquí a la Patagonia no llegó todo, entonces yo quise plasmar la información en Internet, como ya tenía el soporte digital de mis cuentos dije ¿por qué no hacerlo también con la novela?

¿Son hechos reales, pero es una novela?

   Es una novela, los personajes principales son ficticios, porque la verdad yo estaba sólo en ese momento, pero todo lo que ocurre es cierto, hago que los personajes conozcan lo que va ocurriendo en Chile, es todo verdad.

¿No hay deseos de lucro detrás de este escritor?

   “Creo que el lucro de los escritores difícilmente se da en vida”, dice algo triste, mientras argumenta que hay ciertas historias que deben ser compartidas con la gente.
    La novela de 180 páginas esta disponible para los ayseninos y todo aquel que quiera conocer la tragedia a través de los ojos de René Milla Auger en http://renemilla.wordpress.com.

Así se ve la novela disponible en la web, abierta a los cibernautas para ser leída en formato digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *