Innovadora rehabilitación mental y social

   Através de la mampara se observa un grupo tendido sobre el piso y se escucha la cálida voz de la sicóloga Paula Salazar, quien realiza una actividad de relajación, invitando a los usuarios a participar de un viaje imaginario, que luego comparten con el resto de grupo. Las historias denotan fiato entre ellos, alegría y tranquilidad. Termina la jornada y, uno a uno, los usuarios se despiden y se desean un buen fin de semana.     
   Hace un año que la región de Aysén cuenta con un Hospital de Día, iniciativa que busca tomar las derivaciones de la unidad de salud mental del hospital regional, generando un tratamiento integral que permite que los usuarios participen diariamente de una rutina de talleres y luego volver a sus hogares y familias.

Talleres para todos

   “Este es el único dispositivo comunitario de esta naturaleza, que combina lo clínico y lo comunitario para entregar el tratamiento a los pacientes”, comenta la sicóloga, quien además explica cómo nace la iniciativa. “Los mismos equipos y programas de salud mental de la red de salud, hospitales, consultorios, hospitales tipo 4, veían necesario un dispositivo comunitario, un dispositivo intermedio entre lo que es el tratamiento clínico de los pacientes, ya sea en el hospital o en los consultorios, con su reinserción a la comunidad, al área laboral, escolar o personal”.
   De este modo, los pacientes del Hospital de Día comienzan su rutina temprano en la mañana, toman desayuno todos juntos, y luego inician los talleres calendarizados que tienen que ver, con acondicionamiento físico, esto es actividades de baile entretenido y deporte. Luego está el taller de educación, realizado por el enfermero, donde cada sesión profundiza un tema distinto ligado a la salud, como el auto-cuidado, higiene, etc.
   El equipo también cuenta con una terapeuta ocupacional, que imparte talleres de desarrollo de habilidades instrumentales y estimulación cognitiva. También los usuarios cuentan con un taller de desarrollo personal, auto control y, al menos, una sesión individual a la semana con la psicóloga.

El arte como herramienta

   Al recorrer la casona se observan cuadros, fotografías y pendones que delatan la actividad artística que ahí ocurre. “El año pasado postulamos al Fondart y ganamos 2 talleres: uno de pintura y otro de teatro, los que se ejecutaron entre julio 2009 y enero 2010, así es que 2 veces a la semana venían los profesores y hacían su clase. Ellos tuvieron un proceso de familiarización con los profesores, finalmente se hizo una muestra pictórica y teatral, la que se presentó en el auditorio del hospital para que los equipos de salud conocieran los logros del Hospital de Día y también en el auditorio de la biblioteca, para compartirlo con la comunidad”, explica la profesional del centro hospitalario.
   Dado el buen resultado de dichos talleres en el desarrollo social y personal de los usuarios, este año volvieron a postular para lograr la continuación de los talleres y además incluir un nuevo taller de danza. 
   El Hospital de Día busca entregar una nueva alternativa de rehabilitación integral que no esté basada en el encierro o la sola ingesta de fármacos, sino un apoyo y constante guía para la adquisición de hábitos y habilidades sociales. En este momento participan de esta iniciativa 13 personas, entre 17 y 40 años, no existen límites de edad y según cuenta la encargada, el tratamiento funciona a través de Fonasa. 
   La Región de Aysén aún no cuenta con unidades terapéuticas cerradas, pero aunque existieran, el Hospital de Día no dejaría de ser una iniciativa destacable para la rehabilitación de patologías que ligadas al encierro y la soledad se vuelven más complejas. “Este es un dispositivo diurno, entonces los pacientes reciben su tratamiento durante el día y en la tarde vuelven a sus casas, es necesario igual que exista al menos un familiar o un adulto cercano que se comprometa a acompañarlo en su tratamiento terapéutico”, explica Paula Salazar. 
   La Región de Aysén cuenta con una unidad de salud mental de corta estada en el hospital regional, además de la atención de los consultorios ligados a la red. Sin embargo, este hospital es la única iniciativa que ofrece un tratamiento integral de carácter ambulatorio. “La propuesta distinta es que nos permite estar incluidos en la comunidad, mezclar lo que es el trabajo clínico que necesita el paciente, ya sea supervisar su tratamiento farmacológico, apoyo desde el punto de vista social e integrarlo a la comunidad”, para esto la sicóloga asegura, que las actividades rutinarias siempre se tratan de vincular a espacios compartidos “nosotros tratamos de que las actividades que hacemos nos permitan salir o realizar algo en contacto con la comunidad, por ejemplo, ir al cine, visitas a los museos, etc.” 
   Para asegurar una inserción laboral, la institución postuló al Sence, adjudicándose 2 cursos: repostería y alfabetización digital. “Para eso, los usuarios fueron a un restorán donde aprendieron a hacer repostería, ahí estuvieron un mes y después casi 2 semanas yendo al programa de alfabetización digital”, detalla la sicóloga Paula Salazar, encargada del hospital diurno. Respecto de las impresiones de los participantes del taller, la especialista comenta que ellos se manifestaron muy entusiasmados, declarando algunos que quieren dedicarse al rubro de la repostería, mientras que otros ya se están inscribiendo en cuanto curso de computación está a su alcance.

Un comentario en «Innovadora rehabilitación mental y social»

  • el 14 junio, 2010 a las 21:41
    Enlace permanente

    Que mas puedo decir le agradesco a Dios por existir este hosp de dia ya que mi hijo es un usuario y a aprendido tantas cosas gracias a los Especialistas a los Proyectos que con mucha responsabilidad y amor cariño respeto a estas personas que tienen mas dificultades que el resto de los demas jovenes de nuestra ciudad gracias de corazon de una madre muy preocupada dia a dia por su hijo

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *